Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Confío en Rexach por narices"

Gaspart defiende a su técnico y a su plantel y dice que sacarán al Barcelona de su delicada situación

Los datos se agolpan siempre en la misma dirección, de manera que la conclusión es que el Barcelona pasa por una de sus situaciones más delicadas de los últimos años, comparable a la vivida en el curso 1987-88, que acabó con el motín del Hesperia, en el que los jugadores pidieron la dimisión del entonces presidente, Josep Lluís Núñez.

El equipo se ha desplomado después de alcanzar el liderato en la sexta jornada y, a estas alturas, suma seis puntos menos que la temporada pasada, en la que se destituyó al técnico, Llorenç Serra Ferrer. Desde que en la séptima cayera en Riazor ante el Deportivo hasta la 18ª sólo ha sumado 13 y ha cedido ante todos los rivales que le preceden salvo el Betis. El Madrid, por ejemplo, que llegó a estar con nueve puntos de desventaja, ya le supera por cinco.

'Visto que la mayoría de los signos apuntan hacia una situación grave, ¿qué es lo que le hace confiar todavía en Carles Rexach como entrenador?', se le planteó el lunes al presidente, Joan Gaspart, durante uno de los desayunos que habitualmente mantiene con los representates de los medios de comunicación. Y, cansado ya de dar vueltas al asunto sin obtener comprensión, replicó: 'Por narices. Le creo por narices, y punto. Yo confío en mi entrenador y también en mis jugadores'.

Gaspart procuró desdramatizar las circunstancias por las que atraviesa el Barça durante una intervención que duró tres horas y cuarto: 'No estamos en un momento de excepción, aunque tampoco es normal. Estoy preocupado y triste, como todos los socios, pero conviene no dramatizar. El liderato está a seis puntos, a dos partidos, y la final de la Liga de Campeones, en Glasgow, a cuatro'. Y remachó: 'Estoy convencido de que haremos una buena tamporada y de que Rexach continuará como técnico hasta la próxima no sólo porque así lo dice su contrato, sino también porque tendremos éxitos que avalarán su trabajo. El año pasado, por ejemplo, nos prometió que clasificaría al equipo para la Champions y lo logró'.

El máximo mandatario del Barcelona insistió durante largo rato en la confianza que le merece Rexach: 'En junio apostamos por él y ahora lo seguimos haciendo. La directiva acertó dándole toda su confianza porque tiene las ideas muy claras y sabe cómo llevarlas a la práctica'. 'Veremos', exclamó, 'si con el entrenador y los jugadores que ahora tenemos no estaremos en mayo en la cita europea de Glasgow'.

Gaspart reveló asimismo que después de la derrota del pasado sábado en Montjuïc, ante el Espanyol, se entrevistó con Rexach y que éste le reiteró la confianza que tiene en el plantel, por lo que no se van a hacer fichajes aprovechando el mercado de invierno. 'Veo al entrenador convencido de remontar, sin dudas, muy seguro', sintetizó. 'Durante la primera vuelta hemos tenido muy mala suerte. No por nada, sino porque el técnico no ha podido expresar sus planes por culpa de las lesiones. No pudo hacer lo que quería, como era tener un equipo base. Estoy convencido de que en la segunda las cosas irán mejor si dispone de toda la plantilla', concluyó.

La directiva informó, por otra parte, de que las obras de la Ciudad Deportiva se iniciarán en Sant Joan Despí el próximo 24 de enero. El coste se ha fijado en 5.000 millones de pesetas y la empresa constructora será Fomento de Construcciones y Contratas, que financiará la obra a cambio de parte del excedente de los terrenos que son propiedad del club azulgrana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de diciembre de 2001