Chaves asegura que la batalla de las cajas perseguía su dimisión y 'tumbar al Gobierno'

El presidente andaluz pide al PSOE que presente 'a los mejores' candidatos municipales

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, aseguró ayer que la batalla política vivida en las dos cajas de ahorro con sede en Sevilla ha sido 'una operación política perfectamente diseñada desde la derecha para hacer caer un gobierno, para tumbar al gobierno legítimo de los andaluces' y pedir su dimisión. En una entrevista concedida a la Cadena SER en Andalucía, el también secretario general del PSOE de Andalucía reconoció que de haber perdido el pulso, le hubieran 'colocado en una situación delicada y realmente dificil'.

Chaves, que admite que su partido cometió el 'error' de tramitar la ley de Cajas de Ahorros al final de la pasada legislatura, asegura que los protagonistas de esa operación han sido los hasta ahora presidentes de El Monte y San Fernando -Isidoro Beneroso y Juan Manuel López Benjumea- 'que habían sido puestos por el PSOE', y la 'derecha política y económica'. También afirma que 'el instrumento mediático claro' de ese proceso ha sido el diario El Mundo. 'En esta operación ha habido dos fallos para ellos: no esperaban el auto del juez, desmontando un montaje mafioso, y no han valorado suficientemente que el PSOE es un partido muy serio, que trabaja bien y que es capaz de ganar votaciones. Eso es lo que ellos no han medido'. Aludía así a una información del citado periódico, según la cual el presidente andaluz 'mandó espiar' a los entonces presidentes de las cajas, y un auto judicial de fecha 7 de diciembre en el que se afirma que 'no hubo seguimiento alguno' a López Benjumea.

El líder socialista afirma que 'en torno a todas estas actitudes se monta una operación política de envergadura, que lo que pretende es desestabilizar al Gobierno y terminar toda la operación política con un mensaje claro: la petición de dimisión del presidente de la Junta y el váyase señor Chaves'.

A la pregunta de si hubiera tenido que dimitir, asegura: 'Es difícil, porque uno tiene la legimitidad que me dan los andaluces como consecuencia de [haber ganado] las elecciones autonómicas de marzo de 2002. [Pero] es verdad que me hubiera colocado en una situación delicada y realmente dificil'.

Chaves subraya el compromiso para que se lleve a cabo la fusión de las dos entidades sevillanas y confía en que ese proceso pueda 'animar a otras para avanzar en la gran caja'.

Respecto al acuerdo con IU en el sistema financiero, el presidente andaluz niega que vaya a provocar otras alianzas a medio plazo. 'Es evidente que el acuerdo sobre las cajas ha abierto un campo de colaboración en las fuerzas de izquierdas, pero eso no quiere decir que se tenga que traducir en acuerdos de gobierno. Tenemos un compromiso de gobierno con el PA y lo vamos a mantener hasta el final'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De manera tajante, descarta que vaya a haber cambios en su Gobierno aprovechando la sustitución de los dos altos cargos que van a hacerse cargo de las entidades. 'Me voy a limitar única y exclusivamente' a sustituir al secretario general de Industria y Desarrollo Tecnológico, José María Bueno Lidón, elegido presidente de El Monte, y al viceconsejero de la Presidencia, Alfredo Pérez Cano, quien ocupará la presidencia de San Fernando el día 29, cuando culmine la renovación en esa entidad.

También se refirió a la 'actitud sectaria' que mantiene el PP respecto a la región, porque, a su juicio, 'soporta difícilmente que Andalucía sea una tierra gobernada por los socialistas'. Para Chaves 'ésa es la razón que explica que el PP lleve ya más de 20 años en la oposición y mientras no haya un cambio político del PP y no abandone esa estrategia de querer ganar, renunciando al respeto a las reglas del juego democrático, van a tener dificultades para ganar confianza y credibilidad en los ciudadanos' andaluces.

Respecto a la preparación de las elecciones municipales, el también secretario general del PSOE aprovecha para enviar un mensaje a su partido para que presente a los mejores candidatos y no a los que tengan mayor apoyo orgánico. 'Si el PSOE quiere ganar las elecciones, sobre todo en los grandes núcleos urbanos, donde tiene más dificultades, tiene que dar desde el primer momento un mensaje: (...) que pone y presenta a los mejores candidatos que tiene, no dentro del partido o en relacion con el apoyo que pueda recibir de los militantes, sino los candidatos que conecten mejor y que sean mejor recibidos por el electorado'.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS