Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reclamo del crecimiento

Las mejores expectativas de la economía aumentan el atractivo del parqué

El mercado de valores español ofrece en este año el mejor comportamiento relativo de su entorno. En el conjunto del año, el índice Ibex 35 registra un descenso del 9,06%, un resultado que puede considerarse como positivo si se compara con el de otros mercados de la eurozona.

La Bolsa de París baja en este año el 24,08%, Francfort pierde un 22,45% y Milán el 27,52%. La Bolsa de Lisboa, por su parte, cede el 21,85% y Londres el 17,09%.

Para los analistas, estos resultados son consecuencia directa del comportamiento económico de cada uno de los países a lo largo del año y, en este sentido, la economía española mantiene un significativo diferenecial.

El PIB español ha crecido en el tercer trimestre de este año el 2,6%, un dato que confirma la ralentización, pero que queda muy lejos del 0,1% que creció Alemania. Las expectativas para el año próximo son, incluso con las últimas revisiones a la baja efectuadas recientemente por el Fondo Monetario Internacional, mejores para España que para los grandes países de la eurozona, lo que significa mejores resultados para las empresas y una mejor valoración por parte del mercado.

Según el FMI, España crecerá el 2,1% en el año 2002, mientras que Alemania sólo crecerá el 0,6%, según los datos del instituto IFO

Según el FMI, España crecerá el 2,1% en el año 2002, mientras que Alemania crecerá sólo el 0,6%, según el instituto de estudios económicos IFO. La media para los países de la eurozona será, según el FMI del 1,2%.

El dinamismo que muestra la Bolsa española en este año puede considerarse tanto como un reflejo de esas mejores expectativas como un resultado de los datos de este ejercicio, en el que también se superará la media.

Una cuestión a tener en cuenta de cara a la comparación de resultados para el año próximo es el peso relativo que la crisis de Argentina tiene sobre la Bolsa española. En los últimos meses se ha notado el efecto que aquella crisis ha tenido sobre los grandes valores españoles, hasta el punto de que puede afirmarse que de no ser por ese problema la Bolsa española ofrecería en estos momentos resultados positivos.

Telefónica pierde el 14,2% en este año, BSCH el 15,7% y BBVA un 17,5%. De la profundidad y duración de la crisis argentina dependerá que la repatriación de beneficios por parte de estas empresas sea la esperada, y en eso va a influir mucho la posibilidad de devaluación del peso y los efectos que esta crisis pueda tener sobre el conjunto de la zona. El FMI anunciaba un impacto 'particularmente fuerte' en Latinoamérica de la crisis económica y una nueva recesión en 2002 para Argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de diciembre de 2001