Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA DESACELERACIÓN ECONÓMICA

Francia estima que apenas crecerá hasta el próximo abril

La economía francesa ha entrado en una fase de crecimiento prácticamente nulo. El último informe de coyuntura publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (Insee) anticipa una situación cercana a la recesión, con un aumento nulo del PIB en el último trimestre de este año y del 0,1% en el primer trimestre del próximo.

No se espera una degradación del consumo interno, que constituye la última tabla de salvamento frente a la recesión, pero sí de la inversión y del empleo, con una tasa de paro que subirá al 9,2% en junio próximo, frente al 8,9% actual.

Con una creación de puestos de trabajo limitada a 190.000 en el año 2001, frente a los 530.000 registrados en el ejercicio precedente, la creación de empleo sufrirá en los próximos meses los efectos negativos del final de año.

Pese a todo, los expertos del Insee que han redactado el informe descartan que esto pueda provocar un hundimiento del consumo y la rápida introducción de dinero 'en el calcetín', que caracterizan a las épocas de miedo.

Los autores del informe no creen probable un crecimiento francés por encima del 1,5% en el año próximo, lejos de la estimación del 2,25% que sirvió de base a la hora de confeccionar los Presupuestos.

Para cerrar las cuentas de 2002, el Gobierno cuenta con utilizar la tesorería de las empresas y organismos públicos. Pero las previsiones económicas permiten dudar de que se alcancen los objetivos previstos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001