Los inmigrantes piden a Lis que resuelva el 'caos' de los permisos

La Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes reclamó ayer la intervención del comisionado del Consell para la inmigración, Antonio Lis, y del Gobierno valenciano, para paliar el 'colapso', el 'caos' y la 'situación inaceptable' que envuelve a la oficina de extranjeros de Valencia. Los representantes de esta agrupación de entidades, que aglutina a asociaciones de inmigrantes y organizaciones que trabajan con extranjeros, denunciaron ayer los retrasos en la expedición de documentos, las largas colas que se forman para obtener información y la interpretación restrictiva que realiza la Administración a la hora de aceptar los permisos. Las entidades señalan que la oficina carece de recursos materiales y de personal capaces de hacer frente a la carga de trabajo que soportan.

Por ello, y ante la 'falta de respuesta' de la Delegación del Gobierno a sus quejas, solicitaron que sea la Consejería de Bienestar Social quien intervenga. 'Lis tiene cargo y sueldo, pero no sabemos si tiene claras sus funciones', apuntaron. Los representantes de la Mesa señalaron que, pasado más de un mes desde su nombramiento, el comisionado aún no se ha puesto en contacto con ellos. De esta forma, el representante de Revolta Francisco Torres apuntó que una buena fórmula de colaboración del Consell sería ofrecer sus puntos de información PROP repartidos por la Comunidad para atender a los inmigrantes. Así se evitaría la aglomeración que sufren las oficinas únicas de extranjeros, especialmente la de Valencia, y se descargaría de trabajo a estos centros, lo que no sólo agilizaría la resolución de expedientes extraordinarios pendientes, sino la tramitación cotidiana de los centros, a los que en breve se sumará el contingente de inmigrantes del año que viene.

En el proceso de regularización, que finalizó el 31 de junio, se presentaron 56.000 solicitudes, de las que, como apuntó el abogado del Centro de Información de Trabajadores Migrantes de CC OO, Javier Botey, queda por resolver el 80% pese a la promesa de la delegada del Gobierno, Carmen Mas, de finalizar a finales de este año.

La Mesa ha convocado para el 26 de diciembre, a las 20.30 horas, una concentración ante la sede de la delegación del Gobierno, donde leerán un comunicado. A las 22.00 horas seguirá una manifestación lúdico reivindicativa hasta la plaza del Tossal de Valencia, que desembocará en la cola que se forma frente a la delegación para unirse a los inmigrantes que aguarden a que se abran las puertas de la oficina de extranjeros y mostrar así su solidaridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de diciembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50