Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Euskadi resolvió su conflicto con el Estatuto'

- ETA. 'ETA es totalitaria, profundamente tribalista y antiliberal, inequívocamente reaccionaria, necesita utilizar el terror. (...) Se aplica en Euskadi algo que se puso en práctica en los Balcanes y en Irlanda del Norte: los terroristas no luchan contra un Estado supuestamente opresor, sino que atacan a sus enemigos civiles porque ya no buscan una negociación sino el exterminio de sus enemigos'.

- Unidad democrática. 'La unidad democrática significa en primer lugar consolidar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo que los socialistas impulsamos y que el PSOE y el PP mantienen, con una clara visión de Estado, hasta que desaparezca ETA'.

- Objetivos del PSE. 'Ofrecer una cultura, unos referentes y unas instituciones a estos ciudadanos. Si no logramos organizarlos, el papel de los socialistas en Euskadi no pasará de ser moderadores de los proyectos de otros. Debemos construir elementos comunitarios, identitarios y de carácter cívico en la sociedad civil. Un proyecto que trascienda de la política, para ser también cultural, y proponga una visión del país y su historia elaborada con los valores de la izquierda'.

- Relación con Batasuna. 'Es muy importante la intransigencia frente al mundo abertzale. Cualquier cesión es entendida como una victoria y una razón para seguir presionando. (...) Hay que destruir el entramado financiero del que se alimentan tantos miembros del MLNV, arrebatarles el control del mundo del euskera y eliminar la colaboración discreta que tantas entidades controladas por el PNV/EA tienen con el mismo: subvenciones, premios...'.

- Gobierno vasco y PNV-EA. 'El nuevo Gobierno y los partidos PNV y EA han endurecido notablemente su maximalismo nacionalista, propugnando un proyecto de país no compartido que mezcla de forma ventajista el fin del terrorismo con la satisfacción de reivindicaciones partidistas como la autodeterminación'.

- Conflicto político. 'En Euskadi no hay un conflicto étnico, religioso, social ni cultural. El País Vasco no es víctima de una dominación nacional por parte de ningún otro país, ni del pueblo vasco por otra etnia, ni la cultura vasca ni su lengua es atacada de modo consciente o voluntario por nadie. El País Vasco resolvió el conflicto sobre la cuestión nacional con la aprobación del Estatuto'.

- Autogobierno. 'Para nosotros el autogobierno es un principio democrático, no un fin en sí mismo, ni mucho menos un objetivo a perseguir de modo alternativo en función del ámbito territorial. El autogobierno no es un derecho específico de los vascos, es un principio que inspira toda la estructuración política democrática, desde la UE hasta la articulación institucional de Euskadi. No es un atributo de Euskadi, es un atributo de la democracia'.

- Estatuto. 'Es un pacto político de naturaleza constitucional adoptado democráticamente en ejercicio inaugural del recién recuperado derecho de autodeterminación política de los vascos y de todos los españoles y una estructura competencial (...) Plantear que un incumplimiento de los acuerdos de distribución competencial pudiera afectar, hasta el punto de su desnaturalización, a los principios constitucionales y básicos del marco jurídico autonómico resulta, sencillamente, delirante. (...) El desarrollo de las potencialidades estatutarias no es un derecho exigible por mucho que nos pueda parecer conveniente. Es sólo una opción política. (...) El marco estatutario es perfectamente legítimo sin necesidad de profundizaciones o lecturas. El problema principal que tiene este país es el terrorismo, el Estatuto es la mejor solución y el terrorismo no va a dejar de existir por mucho que el nacionalismo gobernante se acerque a las reivindicaciones de ETA'.

- Autodeterminación. 'La ciudadanía vasca ha ejercido con plenitud democrática este derecho desde la aprobación de la Constitución, señalándose como hito específico la aprobación del Estatuto de Autonomía'.

- Democracia cívica. 'Una de las ideas principales de la democracia cívica es que sólo el poder puede moderar al poder. No podremos aspirar a una sociedad cohesionada mientras no cambie la abrumadora hegemonía que mantiene el nacionalismo en la sociedad civil. Los alcaldes deben configurar un poder alternativo que modere al nacionalista y defienda la libertad de todos los ciudadanos'.

- Independencia. 'Los socialistas vascos somos contrarios a la independencia de Euskadi y a la reivindicación de la soberanía plena o el derecho de autodeterminación. Son objetivos políticos a los que nos enfrentaremos sin vacilaciones (...) En la Euskadi de hoy, el independentismo es el marco jurídico y político necesario para conseguir una sociedad vasca uniformadora y asimilacionista. Necesitan la independencia quienes quieren suprimir el pluralismo vasco'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2001