Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Muebles y aposentos literarios

Un libro reúne 15 relatos con protagonistas muy especiales

Víctimas usadas como mesas, un asiento para libertinos, un preciosismo neurótico de interior, un armario habitado, o una cabellera de mujer que duerme en un mueble antiguo. No es cualquier cosa: 'El interior literario, con sus muebles y adornos, está al servicio generalmente de la expresión de las carencias de los personajes, de la atmósfera y, a veces, de la construcción misma del relato'. Éste es el criterio utilizado para compilar en el libro Fantástico interior 15 relatos de reputados escritores, según explica en la introducción la coordinadora del volumen, Pilar Pedraza. Y la sospecha se confirma a tenor de la importancia que confieren autores como Thomas Mann, Emily Brönte, Marqués de Sade, Edgar Allan Poe, José Saramago y J. K. Huysmans, entre otros, a los muebles, objetos o interiores, que en la mayoría de ocasiones adoptan un carácter fantástico en su representación literaria. Así se demuestra en esta singular obra presentada ayer en la Fnac de Valencia por Pedraza, el escritor Joan Oleza, la vicepresidenta del Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Interior de la Comunidad Valenciana, Carmen Baselga, y la editora de Celeste, Cristina Fernández. El libro forma parte del proyecto cultural de la FIM sobre interiorismo y cultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2001