Detenidos dos presos de Brians que no volvieron tras un permiso

La policía detuvo entre el pasado miércoles y la tarde de ayer a dos presos que la semana pasada no regresaron a la cárcel de Brians tras disfrutar de un permiso penitenciario. Uno de los detenidos, David Bacardí, fue localizado el viernes en la calle de Viladomat de Barcelona mientras atracaba una tienda de electrodomésticos. El segundo detenido es Lluís Allyón, que fue identificado en las inmediaciones de la casa de unos familiares en Barcelona.

La detención de ambos presos se produjo inmediatamente después de la dimisión de Francesc Jiménez Gusi, máximo responsable del ámbito penitenciario penal. Jiménez Gusi cesó en sus funciones tras la crisis abierta por la fuga de cuatro presos de la prisión de Brians al serrar los barrotes de sus celdas.

Bacardí fue detenido cuando unos vecinos de la calle de Viladomat de Barcelona alertaron a la policía de la presencia de un hombre que había atracado a varias personas. Cuando la policía llegó,Bacardí, de 33 años, estaba atracando una tienda de electrónica con la ayuda de una jeringuilla.

La policía no descarta que cometiera algún atraco más, después de que otros comerciantes de la zona, que también fueron robados, hayan descrito al atracador con unas características físicas parecidas a las de Bacardí, según n explicaron fuentes policiales. Bacardí se encuentra detenido en la comisaría del Eixample y no es previsible que pase a disposición judicial hasta hoy, después de lo cual reingresará en la prisión de Brians, en donde ya cumple una condena de ocho años por varios robos.

El segundo preso que había desaparecido, Lluís Allyón, fue detenido en la calle de Josep Estivill de Barcelona, en las inmediaciones del domicilio de unos familiares y donde la policía había montado un dispositivo de vigilancia. El detenido fue trasladado a la comisaría de Nou Barris y hoy pasará a disposición judicial. Allyón, de 33 años, cumplía condena de cinco años por un delito contra la salud pública y por varios robos.

Fugado del psiquiátrico

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También ayer regresó al hospital psiquiátrico de Salt (Gironès) el enfermo que se escapó el viernes y que se encontraba ingresado en sustitución de una pena de prisión. El enfermo regresó al centro de salud mental acompañado por un familiar, según informaron los Mossos d'Esquadra.

J. G. E., de 32 años, que estaba interno en el hospital de Salt como sustitución de una pena de prisión por robo, se escapó del centro el viernes por la tarde. Inmediatamente, los responsables sanitarios avisaron a la policía autonómica, que comenzó la búsqueda. J. G. E. se encontraba ingresado desde el 8 de septiembre pasado en la cárcel de Figueres (Alt Empordà), pero el juez le concedió la suspensión de ejecución penal y ordenó su internamiento en el psiquiátrico para que se recuperase de su adicción a las drogas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS