Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnatom invertirá 3.000 millones en equipos para la central de Vandellòs

La empresa Tecnatom invertirá, junto con los complejos atómicos de Ascó y Vandellòs II, más de 3.000 millones de pesetas en la construcción de los dos simuladores de las salas de control de las nucleares en los que deben formarse los operarios y que se ubicarán en el polígono Les Tàpies de L'Hospitalet de l'Infant (Vandellòs).

Tras el anuncio del cierre de la fábrica MSL de complementos informáticos que abastecía a Hewlett-Packard y que generó 350 puestos de trabajo, el alcalde de la población, Josep Castellnou, negó que la nueva inversión de la empresas eléctricas sea un fracaso en el intento de superación del monocultivo nuclear al que los municipios que contienen un complejo atómico parecen abocados.

Castellnou, al igual que los responsables de Tecnatom, hicieron especial énfasis en presentar las actividades de la empresa como abiertas a prestar servicios de garantía de estructuras y de mantenimiento tanto para la industria química de Tarragona como para las futuras instalaciones de centrales térmicas de ciclo combinado previstas en la provincia.

Tecnatom abrirá su delegación en Cataluña, en el mismo edificio que el que contendrá los dos simuladores, en 2003. Los simuladores de Ascó y Vandellòs serán los únicos que Tecnatom situará fuera de Madrid. Hasta el momento, los técnicos de la sala de control de las centrales realizaban sus 20 horas anuales de formación obligadas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en el simulador que replica el centro de operaciones de Almaraz.

Instructores desplazados

Tecnatom, surgida en 1953 y participada por Unión Fenosa, Endesa e Iberdrola, dispone en Madrid de simuladores de Almaraz y Cofrentes y en la actualidad está replicando la sala de control de Trillo. Tecnatom desplazará a 14 instructores a L'Hospitalet de l'Infant, mientras que otros seis, de la zona, deberán superar una etapa de formación para convertirse en instructores. El gerente de las tres centrales catalanas, Juan José Pérez Torrent, explicó que la decisión de trasladar los simuladores a la zona obedece a una voluntad de la propia empresa de potenciar el acercamiento de los servicios complementarios a las nucleares a los centros de producción.

La sala de control simulada refleja la central en una situación de operación normal (arranque, trabajo sin problemas, parada para recargas); con malfunciones como paradas no programadas por algún tipo de anomalía en el sistema, así como también en casos de emergencias en los que los supuestos pueden pasar por la ruptura de la contención y el fallo en los sistemas de refrigeración. El alcalde de L'Hospitalet de l'Infant-Vandellòs, Josep Castellnou, explicó el pasado jueves que los alcaldes de los municipios que comparten el polígono industrial (Tivissa y Pratdip, además de Vandellòs), a raíz del anuncio de MSL de cerrar puertas, tienen ahora la tarea de buscar 'una empresa alternativa que proporcione puestos de trabajo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de diciembre de 2001