Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Ugalde ironiza sobre la realidad a través de la pintura y la fotografía

El artista expone su obra por primera vez en San Sebastián

Juan Ugalde (Bilbao, 1958) no entiende el arte como pura estética. 'Me interesa', dice, 'como forma de reflexión sobre la realidad, sobre el momento actual del ser humano respecto al paisaje y a su entorno'. Pero el artista no la retrata con fidelidad; diseña su propia visión del mundo, a través de una combinación de pintura y fotografía, llena de ironía. Ugalde expone, por primera vez en San Sebastián, 22 de sus piezas más recientes, entre cuadros, cartulinas, y creaciones audiovisuales.

La exposición, que permanecerá abierta al público hasta el 19 de enero en la galería DV de San Sebastián (San Martín, 5), muestra el juego de un artista empeñado en retratar el mundo actual con un humor permanente. 'Me interesa', explica, 'experimentar con la realidad. De repente, el paisaje ha cambiado, estamos en otro sitio, pensamos de otra manera, y me gusta la idea de delirio respecto a eso, disparatar tamaños, reflejar, al fin y al cabo que hay muchas realidades que se superponen, que conviven y que van saltando de un lado a otro casi como con un mando a distancia'.

Ugalde, que posee una extensa trayectoria como pintor, ha encontrado en la fusión de pintura y fotografía la mejor fórmula para recrear el mundo. 'La fotografía me da la realidad bruta, lo que ve el ojo y la pintura para expresar la parte irracional'. En uno de sus cuadros, salpicados de imágenes a modo de collage, muestra a Donato -el jugador del Deportivo de la Coruña- chutando un balón desde la cornisa de un edificio de gran altura. En la calle, varias pelotas sugieren que el futbolista ha estado lanzando las esferas mientras pasean los viandantes. 'La idea es jugar, ironizar, reirnos un poco de nosotros mismos', dice.

Ugalde muestra en Cimas y Demás -así se titula la exposición- paisajes naturales y urbanos, escenas de la vida diaria, retratos de amigos y desconocidos, lo mismo en pequeños marcos que en piezas de gran formato. Pero siempre retocados, de forma que ofrecen una visión surrealista del mundo.

El artista, que vive y trabaja actualmente en Madrid, mostró sus primeros trabajos en la sala de exposiciones de la Escuela de Arquitectura de la capital en 1978. Desde entonces ha protagonizado numerosas muestras individuales. Entre ellas, en la galería Tomas March, de Valencia; en Soledad Lorenzo, de Madrid, y en Nathalie Pariente, de París. Fundamentamentalmente, de pintura y fotografía, porque no ha sido hasta ahora cuando Ugalde ha comenzado a explorar las posibilidades que ofrecen los medios audiovisuales.

En la sala donostiarra proyecta cuadro vídeos de corta duración, también apegados a la realidad. Entre ellos, uno en el que reflexiona sobre el campamento que los trabajadores de Sintel establecieron en la Castellana de Madrid y otro sobre un hombre que vive en una chabola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2001