Gobierno y oposición se acusan de 'no enterarse' de la crisis que generará el 11-S

El pleno de la Asamblea de Madrid rechazó ayer las enmiendas a la totalidad presentadas por IU y PSOE al proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2002, en un debate en el que Gobierno y oposición se acusaron mutuamente de 'no enterarse' de cómo afectará a la economía internacional el 11-S [los atentados ocurridos en EE UU el pasado 11 de septiembre].

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, reprochó a PSOE e IU que 'el miedo les haga ver las cosas peor de lo que son' y que hagan 'fabulaciones catastrofistas, cuando la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico] habla de una ligera contracción global de la economía este año y de una optimista recuperación para el año que viene'. Bravo proclamó que 'Madrid es la Comunidad mejor preparada de España para hacer frente a esas consecuencias, y España, el país mejor preparado de Europa'.

El portavoz socialista, Adolfo Piñedo, recriminó al consejero que no basara 'su afirmación en ningún dato, sino en la proverbial inmodestia del PP'. También el portavoz de IU, Franco González, discrepó de la visión 'idílica' del Gobierno y opinó que 'los presupuestos de la Comunidad van a estar seriamente afectados por esta coyuntura de la economía mundial'.

El presupuesto regional para 2002 es de 1,67 billones de pesetas (10.082 millones de euros).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS