Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Copa del Mundo | GOLF

El 'Dorado Goose'

Suráfrica bate en el desempate a Dinamarca, EE UU y Nueva Zelanda, y España acaba sexta

'Había perdido un par de desempates frente a Tiger Woods, pero, claro, no tenía a mi lado al Dorado Goose', bromeó Ernie Els mirando encandilado a su compañero, Retief Goosen, el ganador del Open de Estados Unidos y del circuito europeo de este año, cuya aportación fue decisiva ayer. Suráfrica acababa de conquistar, en Gotemba (Japón), por cuarta vez (1965, 1974, 1996, cuando Els formó pareja con Wayne Westner, y 2001) la Copa del Mundo de golf, un éxito valorado en 93,1 millones de pesetas para cada uno.

La muerte súbita no se había restringido, sin embargo, al equipo surafricano y el estadounidense, compuesto por Woods y David Duval, los respectivos campeones del Masters de Augusta y el Open Británico. El neozelandés, con David Smail y Michael Campbell, que había partido con tres golpes de ventaja en la última vuelta -a foursomes: una sola pelota y lanzamientos alternos de los dos jugadores-, y el danés, con Thomas Bjorn y Soren Hansen, también estuvieron en ella. La diferencia moral es que Suráfrica y Estados Unidos la afrontaron impulsados por sus eagles (-2) en la última bandera, cuando sus posibilidades parecían esfumadas y el Dorado Goosen, en concreto, conectó un fantástico tiro desde casi 200 metros para dejar a Els la bola a poco más de dos del agujero.

La cuádruple igualada quedó reducida a doble en el primer hoyo complementario, en el que ni Duval ni Campbell pudieron contrarrestar con sus putts, desde seis y tres metros, los birdies (-1) de sus rivales. La decepción fue patente en Woods y Duval, que aspiraban a dar a su país, en sus dramáticas circunstancias, la satisfacción del tercer triunfo consecutivo en el torneo tras el alcanzado por ambos en 2000 y Mark O'Meara y el propio Woods en 1999. Después, en el segundo, la mala salida de Bjorn, que se fue a los árboles, facilitó la victoria surafricana.

España, campeona en 1976 (Severiano Ballesteros y Manuel Piñero), 1977 (Ballesteros y Antonio Garrido), 1982 (Piñero y José María Cañizares) y 1984 (Cañizares y José Rivero) y representada en esta ocasión por Sergio García y Miguel Ángel Jiménez, hubo de conformarse con la sexta plaza, a cuatro golpes del cuarteto de arriba.

Clasificación final: 1. Suráfrica, 264 golpes. 2. Dinamarca (batida en el segundo hoyo del desempate), Estados Unidos y Nueva Zelanda (en el primero), 264. 5. Inglaterra, 267. 6. España y Canadá, 268. 8. Fiyi, Argentina y Francia, 269.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de noviembre de 2001