_
_
_
_

Los expertos alertan de la falta de control y la saturación del arte en los espacios urbanos

Debate en Barcelona sobre el papel de las obras contemporáneas en las ciudades

Los profesionales de la arquitectura, la escultura y la historia del arte invitados al II Simposio Internacional sobre el Futuro y la Función del Arte Contemporáneo en el Espacio Urbano, que se ha celebrado durante los tres últimos días en diferentes puntos de Barcelona y Sant Boi de Llobregat, alertan de un posible efecto perverso provocado por la reciente proliferación descontrolada de este tipo de intervenciones. Los encuentros se clausuraron ayer en el auditorio del FAD con una mesa redonda titulada La instalación artística y la ciudad.

La ciudad de Barcelona es un referente internacional en lo que respecta al diálogo entre espacio urbano y arte contemporáneo a raíz de las intervenciones que se desarrrollaron tras su designación como sede olímpica. Aprovechando esta cuestionable realidad, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Barcelona, en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB), el Colegio de Arquitectos y el Instituto de Cultura, ha organizado el segundo encuentro para debatir la función y el futuro del arte contemporáneo en la construcción de los espacios urbanos.

Los profesionales alertaron del riesgo de que la masiva presencia en las calles de un arte puramente decorativo pueda llevar a la incomprensión o el rechazo de la sociedad a la que va dirigido. Algunos teóricos de la materia, como el español Ventura Valcarce, mostraron su preocupación por la aparente incomunicación manifiesta entre la mayoría de las instalaciones artísticas urbanas y el espacio físico y social con el que conviven.

Para evitar este peligroso enfrentamiento, se apuesta por crear equipos interdisciplinarios -compuestos por arquitectos, artistas y representantes de las instituciones- que diseñen un espacio urbano en el que las manifestaciones artísticas surjan naturalmente y no como una aportación posterior. Se aboga también por un mayor control de la calidad de las obras y de su función social, superando así los criterios políticos que actualmente rigen en la instalación del arte público. El escultor portugués Pedro Cabrita Reis definió esta línea de trabajo definiendo la instalación ideal como 'aquella cuya presencia no se nota, pero sí la ausencia'.

Colaboración ciudadana

Se impone un arte útil y humilde, que se identifique con el entorno y nazca de la colaboración y del diálogo, no sólo entre los diversos especialistas contratados para diseñar un espacio, sino también de la incorporación al proyecto de la sociedad sobre la que repercutirá. En este sentido, la reputada teórica griega Efi Strousa habla de un nuevo artista contemporáneo comprometido en acercar su trabajo a la calle, en romper los límites físicos existentes entre el ciudadano y el arte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El simposio, en el que han ejercido funciones de comisarios Annemieke van de Pas, responsable del Departamento de Cultura del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Barcelona, y Josep Roy, escultor y profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UB, se estructuró en cinco sesiones de ponencias y mesas redondas que trataban temas concretos, como la relación entre la arquitectura y la escultura, y la intervención artística en los espacios subterráneos -estaciones de metro o pasos peatonales- de las ciudades. Paralelamente, en el vestíbulo de la UB y en la sala de exposiciones del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos se inauguraron sendas exposiciones centradas en la política que respecto a este tema ha caracterizado a la ciudad de Bruselas durante los últimos años. La cancelación de las conferencias de reconocidas figuras, como el sueco Claes Oldenburg, la belga Coosje van Bruggen y la polaca Magdalena Abakanowicz, así como las modificaciones del programa causadas por el temporal de lluvia, fueron la nota negativa en un simposio que se consolida como la cita ineludible para los profesionales de este ámbito.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_