Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Linde avisa de que será imposible conseguir unanimidad sobre el nuevo proyecto para el puerto de Málaga

Un año después de que las discrepancias entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Málaga acabaran con la suspensión del plan especial para la integración del recinto portuario en la ciudad, el nuevo proyecto, tercero que se redacta en tres años, ha iniciado ya los trámites para su aprobación tras unas negociaciones entre ambas instituciones 'complicadas y lentas'. Aun pasarán unos seis meses para la aprobación definitiva.

Así lo reconoció ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, quien advirtió de que será imposible de que un proyecto de esta naturaleza pueda reunir unanimidad en la ciudad. 'Lo que pido es que antes de que se produzcan posicionamientos se valore y se conozca bien el proyecto, y que se considere la trascendencia que tendrá para la ciudad', dijo Linde, decidido a que este sea el proyecto definitivo que acabe con casi dos décadas de discusiones sobre los usos de los muelles.

En la presentación del nuevo proyecto, Linde dejó entrever sus preferencias por el anterior, pero advirtió: 'No vamos a entrar en comparaciones, este es el que ha visto la luz y el que vamos a defender'. Y bien que lo hizo, ya que consideró que se trata del proyecto de integración puerto/ciudad 'más equilibrado de cuantos existen en España'.

El nuevo plan concentra los usos y los flujos en la esquina que forman los muelles uno y dos, donde se mantiene una plaza circular pero rodeada de edificios de uso comercial. Al lado, en el muelle 2, junto al Paseo de los Curas, se ubica el polémico bloque de multicines, una de cuyas salas será también teatro, y cuyo efecto visual queda reducido por estar oculto tras la arboleda del parque. Este edificio tiene una altura máxima de 19 metros, 21 menos que la torre del actual silo. Este edificio se ubicaba en el anterior proyecto en Paseo de la Farola (muelle1) y su impacto visual fue el principal motivo por el que se suspendió.

El proyecto afecta a una superficie de 102.273 metros cuadrados, de la que el 86% queda como espacios libres, y requerirá una inversión de 12.000 millones de pesetas.

En el muelle 2 se ubicará el Aula del Mar, la estación de cruceros, y un museo de esculturas al aire libre. Los bajos del muelle 1 quedan para restaurantes y bares y sobre rasante únicamente habrá un edificio para gimnasio y centro de salud. Se prevén 1.600 plazas de aparcamiento.

Linde interpretó como venganza la denuncia judicial por supuestas adjudicaciones ilegales puesta por un ex trabajador despedido y dijo que han existido inspecciones de tres organismos que no han detectado inconveniencia alguna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2001