Brufau dice no tener 'nada que ocultar' en el crédito de La Caixa a De la Rosa

La juez mantiene su imputación en el caso

El director general del Grupo La Caixa, Antoni Brufau, manifestó ayer ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona que 'no tiene nada que ocultar' en la concesión de un crédito de 300 millones a Círculo Novatio, empresa controlada por Javier de la Rosa. Esta operación, realizada en 1995, fue denunciada como un supuesto delito de estafa por la avalista del crédito, Flora Bertrand, quien además llevó a los tribunales un presunto 'entendimiento' entre La Caixa y el letrado de De la Rosa, Juan Piqué.

Brufau, imputado como otros cinco empleados de La Caixa que participaron en la concesión del crédito, consideró normal otorgarle 300 millones a Círculo Novatio, a pesar de tener un capital de 500.000 pesetas y de estar inactiva, por la solvencia de la avalista, a la que La Caixa embargó 14 fincas de su propiedad.

El directivo de la entidad, que en la fecha de los hechos era director general adjunto, dijo que 'no sabía en absoluto que el crédito había sido tramitado por Piqué Vidal en interés de De la Rosa' y que 'no le consta que La Caixa tuviera interés en la concesión y mucho menos en su destino'.

El crédito fue concedido y dispuesto el mismo día, 4 de julio de 1995 para una supuesta operación inmobiliaria,-que no reconoce el municipio de Terrassa, en el que se debía desarrollar- cuando De la Rosa acababa de salir de prisión y debía devolver dinero a varias personas que se lo prestaron para la fianza. Para convencer al avalista, De la Rosa le garantizó deuda pública en documento notarial, a pesar de que siete meses antes ésta había sido embargada por el caso Grand Tibidabo.

En otro momento de su declaración, de tres horas, Antoni Brufau explicó que el empresario Pedro Olabarría -a quien calificó de 'muy educado'- le vino a ver en representación de la querellante para ofrecerle 'apartarse del procedimiento (...) si La Caixa convencía a De la Rosa y a Piqué de que pagaran el crédito'.

En el mismo juzgado declaró el abogado Juan Piqué Vidal, ex letrado tanto de De la Rosa como de la familia Rosal, además de 'colaborador esporádico' de La Caixa, quien dijo no haber 'utilizado el dinero de los cheques en interés propio o de terceros'. Piqué sí admitió haber hecho gestiones ante La Caixa durante la concesión del préstamo y 'para demorar el cobro de algunos intereses vencidos en relación al crédito'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de noviembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50