Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ADAPTACIÓN DE LAS CARRERAS A LA UE

Preparados tras 4.600 horas de clase

Los rectores anunciaron el viernes pasado que preparan un plan para reorganizar las titulaciones y adaptarlas a los acuerdos europeos. El fin: facilitar el trabajo de los titulados españoles en la UE. Entre las diplomaturas afectadas está Enfermería. Sus protestas sirven de muestra para exponer la situación.

El título de Diplomado Universitario en Enfermería está formado por unas 4.600 horas lectivas, repartidas en tres años. De ellas, el 30% son teóricas y el resto son prácticas clínicas y seminarios, según los cálculos de la Conferencia Nacional de Directores de Escuelas de Enfermería Estatales. La formación circula en torno a tres áreas, explica su presidenta, Marta Durán Escribano: los modelos teóricos que hay sobre el cuidado de la salud, los cuidados específicos que hay que dar en las distintas edades y en problemas de salud concretos, y un bloque de asignaturas que, como la fisiología o la patología médica, complementan la formación.

A diferencia de los médicos que necesitan una especialidad para ejercer, las enfermeras pueden trabajar en un centro de atención primaria o en un hospital con el título de diplomadas. Pero existe la posibilidad de especializarse en dos áreas: la de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (matrona) y la de Salud Mental. Y hay otras cinco especialidades, recogidas en un real decreto de 1987, que están pendientes de desarrollarse: tres que profundizan en los cuidados sociales (Pediátrica, Cuidados Especiales, Geriátrica) y otras dos, en la estructura de organización de la administración sanitaria (Salud Comunitaria y Gerencia y Administración de Enfermería). Hay otra especialidad, regulada después, que tampoco ha sido implantanda: la de Salud Laboral.

Enfermeros residentes

El camino de la especialización, que se imparten en unidades docentes adscritas a instituciones públicas sanitarias, es muy similar al del médico. El diplomado tiene que competir por una plaza en un examen estatal para obtener una plaza de Enfermero Interno Residente (EIR). Pero la demanda es altísima: anualmente hay entre 6.000 y 7.000 aspirantes, según el sindicato mayoritario de la profesión (SATSE). Por ejemplo, las plazas que se ofrecerán el próximo año son 'escasas': 211 para matronas y 83 para salud mental.

Además de la Universidad, los estudiantes tienen abierto el camino de la FP, a través del ciclo de grado medio de Cuidados Auxiliares de Enfermería, al que se accede con el Graduado de Educación Secundaria. Tras dos años se obtiene el título de Técnico de Enfermería. 'Sus funciones son radicalmente diferentes a las de las diplomadas', explica Javier Sebastián, secretario estatal de Estudios y Formación de SATSE. 'La responsable del cuidado del paciente es la enfermera. La técnico se dedica a actividades más sencillas y siempre supervisadas por la diplomada', dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 2001