Alonso del Real vuelve a dar vida a las aventuras del capitán Contreras

El autor evoca al corsario en una novela

Juan Alonso del Real (Madrid, 1951) acaba de publicar Alonso (Guillén) Contreras, soldado y corsario en la editorial madrileña Trama. Contreras se mueve por la España turbulenta del Siglo de Oro. En su infancia descubre su vocación guerrera. Se gana la vida como corsario y llega a capitán al servicio de la Orden de San Juan de Malta. Contreras existió en la realidad. Alonso del Real lo define como un 'hombre muy representativo de su época'.

Nacido en Madrid en 1582, Contreras fue un militar que narró sus viajes a Surámerica en Discurso de mi vida. Esta obra fue publicada en 1900 con el título Aventuras del Capitán Alonso de Contreras. Lope de Vega, que fue buen amigo suyo, le dedicó El rey sin reino. Alonso del Real ha utilizado la obra autobiográfica de Contreras como 'esqueleto' de su novela.

Residente en Sevilla desde hace 25 años, Alonso del Real ha desempeñado varios trabajos. 'He sido carpintero, ayudante de cirujano de toreros, dueño de bares... Ahora me dedico a escribir, que es lo que siempre me ha gustado', afirma. 'Mi obra, más que una novela histórica, es la novelación de la autobiografía de Alonso de Contreras, uno de tantos personajes de su época. Las convenciones políticas eran entonces tan movibles que no se sabía si eran piratas o corsarios. Vivían más de las costas que de los mares. Se metían tierra adentro para buscar su botín y a gente que luego vendían. La piratería funcionaba en el Mediterráneo desde antes de los romanos. Era una gente bastante amoral', dice el escritor.

Alonso del Real, que ha publicado los libros Romances y Ripios y Beowulf. El sudor de la Guerra, conoció la autobiografía de Contreras en su niñez. 'Parece ser que es un antepasado de mi familia. Me he limitado en la novela a relatar su vida marítima, aunque tuvo una vida terrestre igual de rica. El lenguaje de Alonso de Contreras no se parece en nada al de Quevedo o Lope de Vega, que eran hombres cultos. Contreras es un hombre de la calle, muy representativo de su época', relata.

'Respeto el espíritu de Aventuras del capitán Alonso de Contreras. Quiero que la gente joven que lea esto vea que son aventuras legibles, que no son tan difíciles de entender. Pérez-Reverte ha dado en el clavo con su capitán Alatriste. Pero Alatriste es un personaje de ficción y Contreras es real. Además, Alatriste es más sutil, soluciona misterios. Contreras va más a lo bestia y si tiene que ahorcar a un tío, lo ahorca', comenta Alonso del Real.

Juan Alonso del Real.
Juan Alonso del Real.GARCÍA CORDERO

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de octubre de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50