Crónica:Gran Premio de Australia | MOTOCICLISMOCrónica
i

Rossi se corona en Australia

El joven prodigio italiano se adjudica el título a lo grande y derrota a Biaggi en la última vuelta

La mejor carrera del año. Imposible mejor escenario para que Valentino Rossi (Honda) ratificara que es el mejor piloto del mundo. Así de contundente. El joven italiano añadió su primer título mundial de 500cc a los dos que ya poseía de categorías inferiores. Y lo hizo con su habitual estilo exuberante: sólo necesitaba ocho puntos pero, en lugar de mostrarse conservador y coronarse por la puerta de atrás, consiguió una victoria emblemática por la que tuvo que batirse hasta la última curva.

Rossi ya es oficialmente lo que todo el mundo sabía. El número uno es suyo, aunque el año que viene pretende seguir luciendo el 46, con el que ha competido siempre. Nadie puede discutir la superioridad de este muchacho de 22 años, un auténtico talento sobre la moto, que ha ganado 9 de las 14 carreras disputadas y que ha conquistado el título más preciado con dos grandes premios de antelación. Ni siquiera su enemigo más acérrimo, Max Biaggi (Yamaha), a quien ayer volvió a derrotar en una última vuelta en la que, en lugar de asegurarse el título, prefirió realizar una maniobra al límite para cosechar el triunfo. Rossi escribió otra página gloriosa de su leyenda. 'Es una emoción muy fuerte', explicó tras abrazarse a su madre, Stefania, que viajó junto a algunos amigos. Su padre, Graziano, un ex piloto, tiene demasiado miedo al avión como para volar las 30 horas que separan Australia de su pueblo, Tavullia.

Más información

Durante todo el protocolo quedó patente la rivalidad entre Rossi y Biaggi. Prácticamente ni se miraron, y el piloto romano rehusó posar sobre el podio junto al campeón y el también italiano Loris Capirossi (Honda), tercero de la frenética carrera en la que un grupo de nueve pilotos peleó por el cajón. Entre ellos, un español, Sete Gibernau (Suzuki), que cerró el paquete de cabeza. Los demás tuvieron una actuación para olvidar: Àlex Crivillé (Honda) fue 11º, Carlos Checa (Yamaha), 16º, y José Luis Cardoso (Yamaha) originó un incidente al atropellar a un mecánico en la zona de garajes cuando estaba abandonando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de octubre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50