FÚTBOL | Octava jornada de Liga

Saviola-Aimar, pareja de ídolos en River, rivales hoy en el Barça-Valencia

La escena del reencuentro de esta tarde entre Pablo Aimar y Javier Saviola, cuando hoy se enfrenten en el partido Barcelona-Valencia (19.00 horas, Teletaquilla), podría ser resaltada en la imagen con un tango de fondo que se titula Como dos extraños. Será inevitable para ambos oler el perfume de la nostalgia que desatará el recuerdo de cuando jugaban juntos en el River Plate de Argentina y eran los niños mimados de la hinchada. Entonces no sabían que se necesitaban tanto.

Hoy se encuentran en la misma situación y ni siquiera es seguro que sean incluidos por Carles Rexach y Rafa Benítez en los equipos titulares, ni Saviola en la del Barcelona ni Aimar en la del Valencia.

En Buenos Aires se sabe, por amigos comunes, que los dos se hablan frecuentemente para contarse como están y darse ánimos. Aimar ya le había abierto las puertas de su amistad a Saviola cuando el pibito saltó de la Quinta a la Cuarta División y de ahí a la Primera División del River, llevado de la mano por el entrenador Ramón Pelado Díaz. Para entonces Aimar ya era titular indiscutido, pero con el agregado de Saviola el equipo llegó al título y alcanzó por momentos un grado incomparable de juego. La pareja, que se descargaba también con el delantero centro colombiano Angel, hoy en el fútbol inglés, llegó a saberse de memoria. Aimar, más retrasado, parecía saber donde estaba Saviola antes de que le llegara el balón y el delantero reaccionaba de un modo instintivo, desplazándose siempre en diagonal hacia el lado opuesto adonde nacía la jugada en cuanto la tomaba el media punta.

Como es habitual, el fútbol argentino no les dio el tiempo que necesitaban para crecer juntos. La única vez que se juntaron en un torneo suramericano que clasificaba para el preolímpico, con Juan Román Riquelme, el media punta del Boca Juniors, y otros destacados de esa generación, perdieron, de forma imprevista, en la semifinal frente a Chile un partido que merecieron ganar por goleada. Querían ir a los Juegos Olímpicos y no se dio.

Ahora los dos comparten nuevamente un sueño en común, al que Riquelme se asoma, ir juntos con Argentina a la Copa del Mundo del próximo año. El seleccionador Marcelo Bielsa, convocó al payito Aimar, que fue también campeón mundial juvenil, para la mayoría de los partidos de la clasificación y le utilizó como recambio del burrito Ortega, la brujita Verón y el Kily González. El pibito Saviola participó de una sola convocatoria, pero tiene un antecedente decisivo: fue el máximo goleador y 'el mejor jugador del último campeonato mundial sub-20', según la crítica especializada. Bielsa ha dicho que tiene ya confirmados unos 18 jugadores en la plantilla definitiva, quedan sólo cuatro lugares disponibles. Uno de ellos será para un tercer portero. Quedan tres: ¿Aimar, Saviola y Riquelme?.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de octubre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50