Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Turismo rural en cadena

Rusticae agrupa ya 80 establecimientos rústicos en España

De 170 establecimientos rurales que existen en España funcionando con características específicas y que responden a algo semejante a hotel con encanto, 80 pertenecen a la red de Rusticae, una empresa que dirigen dos mujeres jóvenes desde enero de 1997 y que sobrevive a base de un crecimiento muy controlado.

Rusticae factura unos 25 millones de pesetas, con unos beneficios del 10%, cifras libres de deudas y que permiten mantener seis personas trabajando además de otras cuatro que son becarios. Sus hoteles han aumentado un 40% su ocupación desde que son atendidos por Rusticae y facturan en torno a 30 millones de pesetas cada uno como media, sólo en alojamiento. A través de su central de reservas se han contabilizado reservas por un valor de 80 millones de pesetas en 2000.

La empresa, para promocionarse, dispone de acuerdos con firmas como American Express que ofrecen ventajas a sus clientes

El objetivo es la gama alta del mercado, con capacidad para pagar entre 250.000 y 500.000 pesetas mensuales

Su eficacia ha traspasado las fronteras y en Latinoamérica han mostrado interés por ellas y su trabajo más de una empresa privada. Pero de momento sólo hay proyectos. De igual modo ocurre en España, donde instituciones públicas les han pedido ayuda para algunos proyectos y, de hecho, están estudiando posibles ideas para llevar a cabo.

En cuanto a dejar entrar a otro socio en el capital, por el momento es algo que no contemplan. 'Nuestros clientes, que son por un lado los hoteles y por otro los huéspedes, gozan de un trato personal que llega a límites casi familiares, y, de ampliar capital, ellos serían los primeros en saberlo y en poder acceder a ello. En todo caso, no pensamos variar nuestra forma de trabajar ni modificar nuestros parámetros de calidad, que son los que nos dan la confianza y la seguridad en el negocio', explica Carlota Mateos, directora de Rusticae.

El objetivo de Rusticae ha sido desde sus inicios 'agrupar bajo una marca de calidad a pequeños establecimientos de turismo rural'. Según explica Mateos, 'tenemos una serie de condiciones mínimas que los establecimientos han de cumplir para poder incluirse en nuestra red: que sean de tamaño reducido (no más de 25 habitaciones), una decoración muy cuidada, que estén en entornos naturales o centros históricos, que garanticen la tranquilidad y que el trato sea personal y profesional al tiempo'. De hecho, Rusticae tiene una carta de calidad que incluye hasta 175 parámetros que han de cumplir sus establecimientos. A cambio, al hotel se le proporciona prestigio y una serie de servicios que abarcan promoción, comercialización, central de reservas, central de compras, formación, comunicación y control de calidad. 'Los propietarios de estos hoteles no tienen ni tiempo ni presupuesto para promocionar sus establecimientos, así nosotros cubrimos sus necesidades y les mejoramos en muchos aspectos', señala Mateos.

Además, se ocupan de promocionar entre las empresas la posibilidad de que hagan sus reuniones con los empleados en estos establecimientos, o que formen parte de un incentivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de octubre de 2001