Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesores financieros alertan sobre la insolvencia de la sociedad pública que impulsa Terra Mítica

Parque Temático de Alicante prevé duplicar sus deudas durante el presente ejercicio

La empresa pública constituida por la Generalitat para impulsar Terra Mítica y la Ciudad de la Luz, la Sociedad Parque Temático de Alicante (SPTA), es insolvente de acuerdo con el análisis de un grupo de asesores financieros. La insolvencia es característica de muchas empresas públicas, pero la sociedad instrumental constituida en 1997 tenía previsto ceder los terrenos expropiados en torno a Terra Mítica para recuperar sus inversiones. Las deudas a largo plazo acumuladas a finales de 2000 ascendían a 29.522 millones y la previsión para este ejercicio es duplicar esa cifra.

El análisis de las cuentas depositadas por la SPTA relativas al ejercicio 2000 revela que la sociedad suma todos los índices como para predecir un 'riesgo máximo' de insolvencia. Sólo el aval de la Generalitat sostiene en pie la entidad que preside Luis Esteban, también presidente de Terra Mítica, y entre cuyos consejeros se cuentan varios cargos públicos y poderosos empresarios como Luis Batalla, Andrés Ballester, Vicente Boluda, Eliseo Quintanilla o Juan y José Lladró.

Los expertos recomiendan taxativamente 'no realizar operaciones de crédito' con SPTA por varias razones. Las deudas de la empresa superan con creces los recursos propios y cuadriplican la relación normal en el sector de actividades recreativas. El fondo de maniobra es negativo, lo que supone que SPTA carece de activos suficientes para atender sus obligaciones de pago a corto plazo. Los fondos en efectivo disponibles apenas permiten cubrir el 5% de las deudas a corto plazo. SPTA tarda en torno a seis meses para cobrar sus facturas. Pero, sobre todo, la empresa no genera recursos.

Las estimaciones de los expertos financieros responden al esquema habitual para estimar los riesgos de empresas privadas. SPTA es un sociedad pública y, en principio, la solvencia de la Generalitat Valenciana garantiza su supervivencia.

Pero el estudio de las cuentas depositadas explica por qué el interés medio de los créditos que ha recibido la SPTA es del 4% a pesar de ser una entidad pública, mientras que el interés medio de los créditos en el conjunto del sector de actividades recreativas ronda el 3,3%, una diferencia notable cuando se barajan cifras multimillonarias.

SPTA redujo ligeramente el volumen de acreedores a corto plazo entre 1999 y 2000, desde 9.600 millones a 7.000. Pero multiplicó las deudas a largo plazo. En el mismo periodo, las obligaciones a pagar en varios ejercicios pasaron de 8.000 a 29.522 millones.

Lo más alarmante es que las previsiones de endeudamiento para el presente ejercicio siguen un curso similar. Según los balances de SPTA aprobados por las Cortes en diciembre pasado, la sociedad tiene previsto elevar sus deudas a largo plazo hasta 45.465 millones. En conjunto, SPTA prevé acumular deudas a largo y corto plazo por un valor de 55.100 millones.

SPTA tenía previsto ceder suelo en el entorno de Terra Mítica para recuperar las inversiones necesarias para urbanizar el entorno del parque temático. La Generalitat ha desarrollado una fórmula específica para ceder el suelo y mantener la propiedad del mismo para evitar concursos públicos. Pero tales concesiones todavía no se han traducido en ingresos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001