Dura crítica de Puig a Miró por su 'inadmisible' intromisión

La 'intolerable e inadmisible' intromisión de la presidenta de las Cortes, Marcela Miró, en los asuntos internos del Grupo Socialista y su 'subordinación' a los intereses partidistas del Grupo Popular y de Presidencia de la Generalitat fueron ayer objeto de dura crítica por el parte del portavoz socialista, Joaquim Puig. 'Ha sido muy lamentable la intervención de la presidenta', dijo Puig en referencia a la oferta que Miró trasladó a los socialistas el miércoles para crear una comisión de investigación o convocar la comisión del Estatuto de Diputado y aclarar el presunto 'robo' de un documento en el Grupo Socialista. El asunto, que ha abierto una crisis en el PSPV que afecta a dos de sus portavoces adjuntos, Andrés Perelló y Cristina Moreno, fue aprovechado por el PP para continuar con su estrategia de hurgar en todas las heridas que percibe en las filas socialistas.

'Yo entiendo que el PP utilice esta estrategia porque está interesado en esconder algunas cosas, como lo de Gescartera', añadió Puig, 'pero es inadmisible e intolerable que la presidenta actúe de esta manera, subordinada al PP y sin asumir su papel en esta Cámara'. Para Puig, esta intervención de Miró, que 'actúa como el procónsul del Gobierno', es 'una gota más en un vaso que ya está muy lleno', en referencia a las ya numerosas ocasiones en las que, según los socialistas, Miró ha inclinado la balanza hacia el lado del PP. Puig agregó que la investigación de lo sucedido en el seno del Grupo Socialista 'no tiene ningún interés para los ciudadanos', que, en cambio, sí deberían 'conocer en profundidad la investigación interna [en el PP] del caso Naseiro, que instruyó Ruiz Gallardón, y en concreto sobre la participación del señor Zaplana' en el asunto.

El portavoz de EU, Joan Ribó, también criticó a Miró, quien, según dijo, 'no ha sabido anteponer su cargo institucional a su condición de militante del PP, algo que se nota de forma sistemática'. 'Meterse en los problemas internos de un partido es la peor forma de ser presidenta de las Cortes', añadió Ribó. Por su parte, el PP siguió ayer con su estrategia y ofreció al PSPV una 'investigación externa' tras el 'fiasco' de la interna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de septiembre de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50