Monitores para ampliar el horario de apertura en los centros escolares

Si alguna lección ha aprendido el consejero Gustavo Villapalos en los seis años que lleva al frente de la Consejería de Educación es que con los docentes no se juega. Por eso, cuando al inicio de esta semana anunció el proyecto de ampliar el horario de apertura de los centros dejó muy claro que los encargados de atender a los menores serían monitores. 'No quiero que me llamen el verdugo de los maestros', explicó entonces. Sobre él pesaba el último aviso de huelga de los 42.000 docentes de la región, cuando el curso pasado anunció que ampliaba el calendario escolar y suprimía la semana blanca.

'Para poner en marcha la escuela del siglo XXI son necesarios nuevos perfiles educativos', afirma Francisco García, secretario general de la Federación madrileña de Enseñanza de Comisiones Obreras. 'No se puede sobrecargar todavía más a los docentes. Nosotros estamos elaborando una lista con estos nuevos perfiles que deberían estar en el proyecto y que van desde animadores de ocio y tiempo libre hasta animadores socioculturales', comenta. Máxime cuando el nuevo horario de apertura de los centros no va a suponer en ningún caso una ampliación del horario lectivo, ni para los docentes ni para los niños. 'Bastante sobrecargados están con sus 30 horas semanales de clase y estrictamente lectivas', dijo Villlapalos.

Más información
¿Escuelas o farmacias de guardia?

Pero la consejería debe cuidar ahora también, según García, que la conciliación entre el horario de los colegios y de los padres no recaiga sobre los directores de los centros. 'Hay que pensar en una persona que no sea el actual director del centro para que coordine las actividades que se van a realizar en la extensión horaria, porque éstos ya están bastante sobrecargados', comenta el líder sindical.

Responsabilidad civil

La comisión de portavoces de directores de primaria (que representa a los más de 600 colegios de primaria e infantil que hay en la región) ya han dado su aviso a Villapalos. Miguel Jerónimo, director del colegio Haití, explica que el programa que se puso en marcha el curso pasado para que los centros de zonas con mayor fracaso escolar abrieran los sábados ya levantó suficientes resquemores. 'Es necesario que la Administración contemple que la responsabilidad penal y civil de cualquier cosa que pueda ocurrir a los niños en horario extraescolar no es nuestra', manifestó tras conocer las intenciones de la consejería.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, tanto la oposición como los sindicatos han pedido que el número de centros que llevarán a cabo este programa piloto -y para el que Educación cree necesario destinar entre '1.600 y 2.000 millones de pesetas', financiados al 50% con los ayuntamientos- se amplíe. 'Por lo menos a 150 colegios', pidió García, 'para que los resultados de este primer curso tengan alguna validez. Y para que puedan ampliarse en los años futuros en función de la demanda de las familias', dijo, contento de que la escuela pública 'lidere' el nuevo modelo educativo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS