Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV pronostica cambios en el Consell tras el debate parlamentario

Alperi se entrevistó con Morey días antes del 'caso Gescartera'

La dirección socialista considera que Zaplana ha adelantado el debate de política general en las Cortes Valencianas, respecto a las fecha habitual de finales de septiembre, para realizar una remodelación del Consell. El portavoz parlamentario, Ximo Puig, se mostró convencido de que el consejero de Bienestar Social, Rafael Blasco, es el encargado de buscar alguna propuesta capaz de salvar el discurso del presidente. Joan Ignasi Pla se reunió ayer con el grupo parlamentario para preparar el debate que se inicia el día 12.

MÁS INFORMACIÓN

Los socialistas advirtieron ayer al jefe del Ejecutivo autonómico que no están dispuestos a aceptar un debate de política general planteado como si fuese un duelo al sol, sino que intentarán que sirva para dar respuestas y soluciones a los ciudadanos. 'Haremos un debate duro y contundente respecto a los incumplimientos y actitudes del Partido Popular y respetuoso desde el punto de vista de las alternativas', manifestó el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla.

Tanto el secretario general como el portavoz parlamentario del PSPV no ahorraron críticas hacia un Consell que consideran que está 'sin pulso político' y en una crisis que el presidente de la Generalitat intenta retrasar por todos los medios.

Pla argumentó que con un gobierno paralizado, los interrogantes que plantea la propia sucesión de Eduardo Zaplana y la situación de bloqueo en la que mantienen a las Cortes Valencianas, los populares intentan obstaculizar la labor de oposición como única salida. 'Cada día es más evidente que la incapacidad de este Gobierno [valenciano] conduce a una crisis y que Zaplana está intentando buscar fórmulas para distraer de lo que cada vez es más evidente y necesario'.

Por su parte, el portavoz parlamentario Ximo Puig pidió al presidente de la Generalitat que plantee un debate [de política general] que se salga de la 'autosatisfacción y la soberbia'.

Puig dijo que distintos departamentos, pero fundamentalmente el consejero de Bienestar Social, Rafael Blasco, están intentando encontrar una propuesta estrella o una ley trampa que permita a Eduardo Zaplana salvar el debate. Puig insistió en la necesidad de que este debate -el más importante del curso político junto con el de presupuestos- tenga utilidad para los ciudadanos. El portavoz del Grupo Socialista tachó de improbable que Eduardo Zaplana pueda 'sacar ningún conejo de la chistera' porque las cuentas de la Generalitat ya no están para pagar ningún conejo. Por contra, Puig aseguró que si el debate sirve para remodelar el Consell 'ya sería positivo'. La dirección socialista atribuye el adelanto del debate la intención del presidente de la Generalitat de remodelar su equipo.

Fuentes de Presidencia y del Partido Popular explicaron que la elección de tan tempranas fechas para el debate de política general viene motivada por la densa agenda del presidente de la Generalitat, que en la tercera semana de septiembre acude a una reunión del Comité de Regiones y en la cuarta semana ha sido convocado a un acto del partido.

Por otra parte, el secretario local del PSPV en Alicante, Ángel Franco, pidió ayer al alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi, del PP, que explicara los temas que trató en una reunión con Jaime Morey, 'escasos' días antes de estallar el caso Gescartera. Según Franco, Alperi vela más 'por sus intereses que por los de los ciudadanos de Alicante'.

Horas después un portavoz de la alcaldía explicó que el directivo de la agencia de valores Gescartera e imputado en el caso, Jaime Morey, propuso al Ayuntamiento de Alicante en calidad de representante de la empresa Cantábrico Producciones la realización de un espectáculo televisivo en TVE con un coste de 100 millones de pesetas, para promocionar la ciudad de Alicante turísticamente.

La oferta se realizó en una reunión celebrada pocos días antes de que estallara el caso, y fue rechazada por el alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi, y la edil de Turismo, Sonia Castedo, porque el coste del programa era 'excesivo', apuntó esta última, informa Ezequiel Moltó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2001