Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa al obispo de Girona de abrir polémicas estériles sobre la lengua

La portavoz del Partido Popular en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, considera que el obispo de Girona, Jaume Camprodon -quien mañana defiende en su glosa dominical el uso exclusivo de la lengua catalana en Cataluña-, abre polémicas estériles sobre la lengua y recomienda al prelado que se dedique a orientar la vida cristiana de los fieles. En contra del monolingüismo que propugna Camprodon, Sánchez-Camacho apuesta por convertir el actual bilingüismo en trilingüismo.

'La cooficialidad del catalán y el castellano en Cataluña enriquece a las personas que viven y trabajan en nuestra tierra, e incluso sería necesario trabajar para que este bilingüismo se convirtiera en trilingüismo a favor de la riqueza cultural y económica', asegura la presidenta del PP de Girona. Contrariamente a la visión del obispo, quien alerta de que el bilingüismo entre dos lenguas desiguales conduce a la desaparición de la más débil, Sánchez-Camacho mantiene: 'El conocimiento del catalán y la protección que recibe de las administraciones no debe hacernos temer su desaparición'.

La dirigente conservadora recomienda al obispo que se centre en su tarea religiosa, orientando a los fieles en su vida cristiana y que no entre en polémicas estériles pidiendo a los cristianos de Cataluña que se expresen sólo en catalán. 'Más bien, su actitud debería ir encaminadas a fomentar la normal convivencia de los ciudadanos, sin tener en cuenta la lengua que hablen, tal y como ya hacen los gerundenses', continúa.

En la hoja parroquial que mañana se distribuirá en todas las iglesias de la diócesis, Jaume Camprodon afirma: 'La responsabilidad de los cristianos de la calle es hablar correctamente la lengua y usarla en las conversaciones con todos los ciudadanos de Cataluña. No creemos que sea ninguna falta de respeto hacia los castellanoparlantes; al revés, es una forma de ayudarlos a integrarse al país'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2001