Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
58ª MOSTRA DE VENECIA

Exceso de candidatas

El jurado internacional de la Mostra de Venecia, presidido por el cineasta italiano Nanni Moretti, se enfrenta este año a una doble dificultad a la hora de distribuir los premios a la mejor actriz y al mejor actor. Por un lado, y a tres días de que concluya el festival, no se vislumbra en el panorama un solo nombre masculino que pueda hacerse acreedor de este galardón. Sólo los personajes femeninos -al menos en las películas proyectadas hasta ayer- poseen la densidad y hondura necesarias para permitir el lucimiento de un intérprete. Por eso, los miembros del jurado tendrán dificultades para adjudicar este galardón, mientras en el capítulo femenino tendrá que hacerse una complicada selección porque son varias las candidatas al premio.

La más votada, al menos en el mundillo de la prensa acreditada, es la australiana Nicole Kidman, muy elogiada por su interpretación de una madre desequilibrada en Los otros, de Alejandro Amenábar. Kidman es, además, la máxima estrella que ha pisado esta Mostra, más bien parca de brillos y presencias rutilantes. Hay quien se atreve a proponer también a la actriz española Maribel Verdú, que encarna a una mujer en busca de su identidad en la película mexicana Y tu mamá también, como posible triunfadora. El papel de la Verdú es, según ella misma ha declarado, el más difícil y, seguramente, el más importante de toda su carrera hasta hoy. Sus posibilidades están directamente relacionadas con el horror de Moretti por las películas comerciales, por exquisitamente hechas que estén, pero el director italiano no es el único que cuenta en esta Mostra y son muchos los intereses en juego.

Otras competidoras en la batalla por el premio de interpretación son la actriz iraní Nassim Abdi (El voto es secreto) y, sobre todo, la norteamericana Mira Sorvino (El triunfo del amor). Ninguna de las dos películas parece abocada al triunfo, pero sus personajes femeninos tienen el punto de encanto requerido para aspirar a un galardón.

Intérpretes masculinos

Las cosas serían más simples para el jurado, a la hora de otorgar el premio al mejor actor, si pudiera dividirlo. Por ejemplo, el grupo de actores, muchos de ellos de segunda fila, que interpretan a los ferroviarios del filme The navigators podría repartirse el premio con justicia. También en la película india Monsoon weding despuntan grandes actores, alguno completamente desconocido, pero la historia es más bien coral y resulta difícil elegir un único nombre que merezca el premio.

A estas alturas de la Mostra se mantiene aún en pie la incógnita del filme How Harry became a tree, del serbio Goran Paskalijevic, que puede iluminar las últimas horas de un festival, y sobre todo el palmarés más bien deslucido de los intérpretes masculinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2001