Inglaterra golea a Alemania y Holanda está casi eliminada

Holanda está virtualmente fuera del Campeonato del Mundo tras perder ayer contra Irlanda (1-0) en una jornada que cobró carácter histórico cuando Inglaterra goleó (1-5) a Alemania en Múnich y abrió de nuevo todas sus expectativas. Polonia, que batió (3-0) a Noruega en Varsovia, ya está clasificada. Rusia perdió contra Eslovenia (2-1) y deberá esperar todavía. Lo mismo le ocurre a Italia, que empató (0-0) en Lituania.

En el estadio Olímpico de Múnich, un escenario con aura imbatible para Alemania, sólo se escuchó a 6.000 aficionados ingleses cantar el Dios salve a la Reina. Fue un día inolvidable para el fútbol inglés, uno de esos momentos que precisan héroes que quiebren la tradición. Y el héroe fue Michael Owen, que metió tres goles decisivos. El pequeño delantero del Liverpool mostró el colmillo de frío ejecutor que lució en el Mundial de Francia 94, cerró definitivamente tres años marcados por las lesiones y se unió a Beckham, Scholes, Gerrard y Heskey para remontar un 1-0 y propinar a Alemania la peor derrota de su historial en terreno propio.

El choque de los hinchas violentos no se hizo esperar y, tras una noche de relativa calma, las calles de Múnich y Francfort comenzaron a calentarse. Antes del encuentro el balance de detenidos era de más de 70, entre alemanes e ingleses.

Por la mañana, unos hooligans británicos arrojaron sillas contra los cristales de una cervecería de la capital bávara y desencadenaron disturbios que acabaron con diez personas heridas, dos de ellas policías, y cerca de diez detenidos.

En la estación ferroviaria de Francfort la policía debió intervenir para desbaratar la encerrona que prepararon unos 450 alemanes, varios neonazis entre ellos, a cerca de 150 ingleses.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS