THE GUARDIAN | REVISTA DE PRENSA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Salud comunitaria

Lo que el mes pasado no era 'ni correcto ni factible' se ha convertido de repente en correcto y factible. Ante la dificultad por parte del Servicio Nacional de Salud de obtener tratamientos hospitalarios rápidos para pacientes en graves condiciones de salud, se ha establecido que dentro de poco se podrá firmar contratos con hospitales continentales con disponibilidad hospitalaria. (...) Ya desde hace algunos años existe la posibilidad de utilizar la capacidad hospitalaria disponible en el sector privado para reducir las listas de espera del sistema sanitario oficial. (...) Puesto que se consideraba correcto cruzar la frontera entre sector público y privado, era absurdo que Sanidad considerara incorrecto cruzar las fronteras nacionales para conseguir el mismo objetivo. (...) Pero no fue el sentido común, sino una sentencia del Tribunal Europeo lo que hizo cambiar de parecer al Gobierno. Dicho tribunal ha establecido recientemente que era ilegal que un Estado se negara a pagar un tratamiento en el extranjero si no se podía ofrecer 'el mismo tratamiento u otro igual de eficaz sin un retraso excesivo'. En las listas de espera del Servicio Nacional de Salud hay un millón de personas, con un inaceptable promedio de espera de cuatro meses. (...) En cualquier caso, el objetivo del Gobierno a largo plazo es correcto: la ampliación de la capacidad sanitaria del sistema británico. Pero, hasta que los 10.000 doctores extra empiecen a trabajar, son necesarias soluciones provisionales. El Gobierno mostraría poca inteligencia si tratara de bloquear la opción continental.

Londres, 27 de agosto

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS