Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven bañista sufre traumatismo craneal tras ser embestido por una moto acuática en Tenerife

Un menor de edad sufre traumatismo craneal muy grave tras ser herido el pasado viernes en Tenerife por una moto náutica. El joven se estaba bañando en la playa de Las Vistas, en la zona de Los Cristianos, cuando ocurrió el accidente, según informó ayer a Europa Press el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad. Tras el suceso, el menor fue trasladado en un patinete acuático hasta la orilla. El personal de una ambulancia especializada del Servicio de Urgencias Canario lo estabilizó antes de ser trasladado al Hospital Sur, donde ayer continuaba ingresado.

Este accidente eleva ya a cuatro los sucesos graves ocurridos en España durante el mes de agosto en los que se han visto involucradas motos náuticas y en los que han fallecido cuatro personas y, con la de ayer, otras dos han resultado heridas muy graves.

El accidente anterior se produjo el sábado, cuando un joven francés falleció en Peñíscola (Castellón) tras chocar su moto náutica con la que pilotaba un amigo, ambas de alquiler. Su compañero resultó ileso. Otro accidente mortal tuvo lugar el pasado miércoles en la playa de San Pedro de Alcántara (Marbella), donde Juan Antonio C. R., de 21 años y natural de Barakaldo (Vizcaya), murió tras chocar la moto acuática en la que iba. Su novia, que navegaba con él en la moto, permanece en el hospital Carlos Haya de Málaga, donde ingresó en estado grave. Ainhoa R. G., de 20 años, salió el pasado viernes del coma neurológico en el que entró a consecuencia del accidente. Según el último parte médico, evoluciona favorablemente y se espera que en los próximos días pueda ser dada de alta. Los tripulantes de la otra moto resultaron ilesos.

Desde el pasado mes de junio, el servicio de vigilancia de playas de Protección Civil de Marbella, a la que pertenece San Pedro de Alcántara, ha atendido 20 incidentes con este tipo de motos ocurridos fuera de las zonas permitidas para la práctica de este deporte.

El cuarto accidente mortal en el que se ha visto involucrada una moto acuática en España en lo que va de mes se produjo el día 5 en O Grove (Pontevedra), cuando una pareja de jóvenes de 25 y 23 años de edad que iban juntos en una moto chocó contra una batea de mejillones. Fallecieron los dos. El piloto conocía la zona prohibida por donde navegaban y estaba considerado un experto conductor de ese tipo de vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de agosto de 2001