Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El canal público de EE UU graba el primer culebrón sobre hispanos

Raquel Welch y Edward James Olmos protagonizan 'American family'

La crítica lo ha calificado como un 'giro clave' en la percepción -y aceptación- de los latinos en la sociedad norteamericana. La propia Raquel Welch ha dado fe de ello al confesar que toda su vida profesional ha renegado de sus raíces hispanas porque era un estigma mortal en Hollywood. Raquel Welch, cuyo verdadero apellido es Tejada, es hija de boliviano y con esta serie se propone reivindicar su ascendencia.

'Durante muchos años escondí en el armario mi parte latina o hispana porque, francamente, era una desventaja irrumpir en el mundo del cine anunciándote como tal. La actitud convencional en Hollywood es que debes homogeneizarte y no significarte con algo que interfiera en la posibilidad de que la gente se identifique contigo', declaró Welch esta semana, durante el anuncio de la nueva serie.

En American family hará el papel de Aunt Dora (la tía Dora), hermana de Jess González (Edward James Olmos). Olmos, famoso por su papel de policía en la serie Corrupción en Miami, interpreta esta vez un personaje opuesto a su verdadera personalidad.

Sátira social

En la vida real, el actor de origen mexicano es un activista social siempre en pie de guerra reivindicando los derechos de los inmigrantes, mientras que en American family es un patriarca ultraconservador que se empeña en que todo el mundo que vive en Estados Unidos esté obligado a hablar sólo inglés. 'Es un cruce de Zorba el Griego y Archie Bunker (protagonista que marcó época en la televisión norteamericana en los setenta con sus epítetos racistas)', dijo Olmos.

El carácter se ha inspirado en el hermano mayor de Olmos, Pete, un ex instructor de los marines de ideas ultraderechistas. Según el director y guionista del culebrón, Gregory Nava, ha pretendido satirizar 'esa oveja negra' que hay en todas las familias. Señala además que es una fiel representación de los emigrantes hispanos en EE UU, que 'tienden a ser muy conservadores'.

'Es mejor hacer comedia de este tipo de personas porque en el momento en que se hace eso se libera toda la carga cultural, étnica y políticamente correcta. Hay que empezar a despreocuparse de todo este asunto de la imagen', afirmaba en el periódico Dallas Morning News recientemente.

American family se estrenará el próximo enero. La cadena PBS, que se financia con fondos públicos y contribuciones de los telespectadores, ha contratado de momento 12 capítulos con la intención de alargarla si tiene éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de agosto de 2001