Socialistas y populares exigen al Ejecutivo vasco que prohíba los actos de homenaje a cuatro etarras muertos

Socialistas y populares reclamaron ayer al departamento vasco de Interior que prohíba las concentraciones que Gestoras pro Amnistía, con apoyo de Batasuna, ha convocado para mañana en recuerdo de los cuatro etarras muertos el año pasado en Bilbao al estallar los 25 kilos de dinamita que transportaban en un coche. Los actos están previstos en las poblaciones vizcaínas de Durango y Markina y la guipuzcoana de Hernani, localidades natales de los cuatro terroristas.

La consejería que dirige Javier Balza no ha adoptado formalmente ninguna resolución sobre estos actos, ya que la comunicación de su celebración (y de otros similares entre hoy y mañana) fue hecha por ciudadanos particulares y citando simplemente como su lema en euskera 'Solución democrática para Euskal Herria'. La Ertzaintza adoptará medidas para prevenir incidentes, según un portavoz del departamento.

El secretario general de los socialistas vizcaínos, Patxi López, destacó que es habitual que los radicales traten de 'burlar la legalidad' al convocar este tipo de actos, que suelen finalizar con violencia y gritos en apoyo de ETA, lo que Interior debería tener en cuenta. El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, reclamó a Balza que 'tome las medidas necesarias' para que dichos actos 'no se conviertan en simples apologías del terrorismo y exaltación de los terroristas'. 'El Gobierno vasco no se puede inhibir, no puede mirar hacia otro lado', añadió.

Teo Santos, dirigente del sindicato de la Ertzaintza Erne, consideró posible que haya 'altercados' en los homenajes y pidió 'coherencia' al departamento al pronunciarse sobre ellos.

Interior aún no ha remitido a la fiscalía, aunque pretende hacerlo de forma inminente, el material de que dispone sobre la manifestación que Batasuna celebró el pasado sábado en San Sebastián y que se convirtió en un homenaje a Olaia Castresana, la etarra muerta por su propia bomba en Torrevieja. La comunicación de esta marcha se solicitó indicando que su lema sería Una solución demócratica para Euskal Herria. La consejería está recopilando tanto sus propias grabaciones como las informaciones de los medios de comunicación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS