Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un turista belga muere atropellado tras discutir por un asiento en Girona

Un turista belga murió atropellado el miércoles por la noche en Llançà, en la Costa Brava, supuestamente por un vecino de Roses con quien acababa de tener una pelea por un asiento en un banco público. Tras darle el primer golpe con el coche, el agresor volvió a pasar dos veces por encima del cuerpo de la víctima, que yacía tendido en el asfalto. El agresor se dio a la fuga, aunque fue detenido poco después.

La víctima, Liuceugene S., de 53 años, iba acompañado por su mujer y por dos sobrinos de 12 y 14 años de edad y quiso detenerse a escuchar a un grupo de músicos peruanos en el paseo del puerto de Llançà. El agresor, Marc P. P., de 65 años, se encontraba sentado en un banco con su mujer y un niño pequeño escuchando también la música. Aunque, según los testigos, había espacio suficiente en el banco para todos, los dos hombres iniciaron una disputa cuando el ciudadano belga pidió a Marc P. P. que les hiciera sitio en el banco.

Los ánimos se caldearon, la disputa verbal subió de tono y los dos hombres llegaron a intercambiar algunos golpes. Más tarde, cuando el concierto ya había terminado y la víctima y su familia cruzaban la carretera de salida del puerto, el agresor embistió al turista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2001