Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas garantiza el apoyo de las autonomías del PP a la financiación

Las comunidades negocian contraprestaciones a última hora

Tres horas duró la reunión que con urgencia y de forma inesperada convocó para ayer en la sede madrileña del PP el secretario general de este partido, Javier Arenas, a los siete presidentes de las autonomías de régimen común gobernadas por el PP y a la que asistieron Rato y Montoro.

El encuentro de ayer, 72 horas después del tormentoso encuentro de Montoro y el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna, con los siete presidentes autonómicos del PP, tenía como objetivo asegurar el voto favorable de los mismos al nuevo modelo de financiación que hoy aprobará el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Arenas lo anunció eufóricamente al término de la reunión con los siete presidentes a los que tanto él como Rato y Montoro les pidieron silencio absoluto sobre lo tratado. Centró su intervención en el consenso unánime de las comunidades sobre el nuevo modelo de financiación, pero eludió referirse a las contraprestaciones que Hacienda hará para asegurar su apoyo a las comunidades del PP más disgustadas -Cantabria, Galicia y Castilla y León- por el reparto de los 300.000 millones adicionales que aportará en 2002 al conjunto de las 15 autonomías de régimen general.

Numerosas preguntas Sí admitió que en la reunión de ayer hubo numerosas preguntas de los presidentes autonómicos sobre la ponderación de las variables -Galicia y Castilla y León quieren que pese más la dispersión de población o que haya una compensación por ello- así como sobre los traspasos de la sanidad. No obstante, trascendió de la reunión que las negociaciones entre las autonomías y el Gobierno para mejorar sus posiciones continuarán hoy por la mañana en la reunión de los grupos de trabajo preparatorias del plenario del (CPFF), que se celebra por la tarde.

También trascendió que la Comunidad Valenciana había mejorado sus posiciones, a través de negociaciones en las últimas horas, dentro del reparto inicial que le había concedido el Gobierno al pasar de 22.000 a 27.000 millones en las cifras adicionales para 2002. Los representantes de Galicia y Castilla y León aseguraron tras el encuentro que habrá mejoras en el reparto de dinero a las comunidades, antes de que hoy se cierre el acuerdo.

Asimismo el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre y el consejero de Hacienda catalán, Francesc Homs, se reunieron ayer con Montoro para acordar el apoyo de CiU al nuevo sistema a cambio de mejorar la financiación de la policía autonómica catalana y cierta mayor capacidad normativa en impuestos especiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 2001