El Banco Mundial degrada al español Manuel Conthe de una vicepresidencia de la institución

El directivo, que criticó la gestión de la institución, acusa a su presidente de violar el código de ética

Manuel Conthe ha sido degradado de la Vicepresidencia del Sector Financiero del Banco Mundial a asesor especial. El funcionario español, que lanzó duras críticas sobre el funcionamiento interno de la institución, ha acusado a la cúpula del banco de haberlo reasignado tras sus críticas y ha decidido recurrir la decisión, según ha declarado a este periódico. También ha solicitado una investigación para determinar si el presidente de la institución, James Wolfensohn, ha violado el código de ética. El banco dice que la reasignación de Conthe fue debida a que 'había fallado en su gestión'.

Las diferencias en el seno del Banco Mundial vuelven a salir a la luz. El primer caso sonado fue el del economista jefe Joseph Stiglitz, que renunció a su cargo en noviembre de 1999 por sus diferencias con el presidente Wolfensohn y con el entonces secretario del Tesoro estadounidense Larry Summers. Luego fue el profesor Ravi Kambur, jefe del equipo que elaboró el informe sobre pobreza en 2000, también por sus diferencias de criterio con la cúpula del banco. Ahora es Manuel Conthe, que no se ha marchado pero que quiere que le reasignen en su cargo de vicepresidente del Sector Financiero, del que fue degradado hace menos de un mes, según él, tras sus críticas sobre el funcionamiento interno de la institución.

'Las divergencias entre Stiglitz y Kambur con el banco fueron de cuestión ideológica; la mía es por los problemas de funcionamiento', explica Conthe. 'No critico a la institución, sino a la organización de la cúpula, donde hay más generales que soldados y una falta de coordinación enorme', añade. 'Mis críticas no gustaron a mi jefe, Jeffrey Goldstein [uno de los cinco directores de gestión que dependen directamente del presidente], que es muy amigo de Wolfensohn, y hace un mes, cuando se me debía confirmar en mi cargo de vicepresidente, me reasignaron a asesor especial ', explica. 'Por ello he hecho un reclamo interno para que se me restituya en mi cargo, que creo que ganaré. He solicitado, además, una investigación para determinar si Wolfensohn y Goldstein han violado el código de ética del banco', agrega.

Merrell Tuck, portavoz del Banco Mundial, declaró ayer que 'no se hacen comentarios sobre cuestiones internas del banco'. Sin embargo, Tuck añadió que 'la decisión de reasignar al señor Conthe fue tomada por un comité de seis personas, incluyendo el jefe de recursos humanos, por lo que las alegaciones del señor Conthe no son correctas. El señor Conthe fue reasignado porque, según el comité, había fallado en su gestión y enfoques', concluyó Tuck.

Conthe llegó al Banco Mundial en abril de 1999, y antes de eso fue director general del Tesoro y secretario de Estado de Hacienda durante el Gobierno del PSOE, y consejero jefe de la representación española ante la UE. En los últimos dos años fue vicepresidente del Sector Financiero del Banco Mundial, el que se encarga de velar por la reforma de la arquitectura financiera en los países emergentes. El 1 de julio pasado se le comunicó oficialmente su reasignación.

A principios de este año, el diario Financial Times publicó un artículo basándose en dos comunicaciones internas del banco: uno, procedente de la división para Oriente Medio y África del Norte, acusaba a Wolfensohn de haber creado en el banco un ambiente que hacía imposible a los funcionarios hablar honestamente sobre los programas aplicados por el banco, entre ellos la iniciativa sobre la condonación de deuda a los países pobres; el otro, escrito por Conthe, criticaba el funcionamiento interno.

'Hay cosas que son un disparate', comenta Conthe. 'Por ejemplo, los distintos departamentos son capaces de prescindir de los mejores expertos de otra división del propio banco para ahorrar costes, lo que resulta en una menor calidad de los estudios del banco. Aplicar los principios empresariales a un ente público como el banco termina perjudicándolo', añade Conthe.

Manuel Conthe, en una foto de archivo.
Manuel Conthe, en una foto de archivo.RICARDO GUTIÉRREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de julio de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50