Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fusión de Aceralia, Arbed y Usinor plantea 'serias dudas' a la UE

La compañía resultante controlará el 70% de algunos productos de acero

La Comisión Europea decidió ayer extender durante cuatro meses la investigación sobre la fusión de Arbed, Aceralia y Usinor porque plantea 'serias dudas' desde el punto de vista de la competencia. Bruselas considera que la nueva sociedad puede llegar a controlar en algunos productos de acero hasta el 70% del mercado. La operación, anunciada en febrero pasado, está valorada en 5.750 millones de euros (926.770 millones de pesetas) y tiene como objetivo crear el primer grupo siderúrgico mundial.

Las tres compañías (la española Aceralia, la francesa Usinor y la luxemburguesa Arbed) contaban desde el principio con esta posibilidad, aunque confían en recibir la luz verde de la autoridad de la Competencia de la UE. Pero antes tendrán que responder a las dudas planteadas ayer por los servicios del comisario Mario Monti. Llegado el caso, deberán hacer concesiones en aquellas partes del negocio en las que pueda reducir la competencia, porque Bruselas ya ha anunciado que la fusión 'arroja serias dudas debido a la fuerte posición de las empresas en diversos mercados del acero'.

En concreto, el equipo del comisario Monti considera que con la alianza se producirán 'solapamientos' y 'daría lugar a unas cuotas de mercado particularmente altas en la producción de bobinas laminadas en caliente, productos planos de carbono laminados en frío, chapas galvanizadas en caliente, chapas electrogalvanizadas, chapas de revestimiento orgánico, acero para envases, chapas para la construcción en Francia y el Benelux', así como en ciertos mercados de distribución de Francia, España y Portugal.

Relaciones con los clientes

Los tres grupos juntos tendrán una cuota de mercado en Europa del 40%. Los servicios de la Competencia estiman que en la mayoría de los productos en causa 'el 70% de las cuotas de mercado estará en manos de no más de tres empresas'. Por eso, Bruselas se va a centrar en las cuestiones relacionadas con la definición geográfica del mercado, en las relaciones entre los principales operadores después de la fusión, en las posibilidades de que los clientes -sobre todo la industria del automóvil y del embalaje- ejerzan un poder de compra significativo y en el potencial de los proveedores de acero de fuera de Europa.

Bruselas advierte de que Newco doblará en la UE, 'cuando menos, el tamaño de sus competidores más inmediatos, Corus [20 millones de toneladas] y Thyssen Krupp [18 millones de toneladas]'. Las ventas anuales de la compañía fusionada se elevarán a unos 30.000 millones de euros y podrá producir 45 millones de toneladas de acero cada año, 15 millones más que la actual número uno mundial, la japonesa Nippon Steel.

Arbed es en la actualidad el tercer productor mundial de acero y controla el 35% del capital de Aceralia. Le sigue en la clasificación el productor francés Usinor. La idea es que los accionistas de Aceralia se hagan con el 20,1% de Newco Steel -el nombre provisional de la nueva empresa-, los de Arbed poseerán en torno al 23,4%, y los accionistas de Usinor, el 56,5%.

Un portavoz de Aceralia aseguró que la empresa encuentra 'normal' y 'lógica' la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de julio de 2001