Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE IBERIA

El descuento salarial se recupera según los beneficios

El arbitraje establece dos grandes mecanismos de incremento salarial: la revisión anual cada año durante los próximos cuatro según el IPC real, no sujeta a resultados; y la eliminación de la clave 104 -que aplica un descuento salarial del 12% sobre los conceptos fijos del sueldo de los pilotos- mediante incrementos que se darán en función de los beneficios que obtenga la compañía. Además, este año el sueldo se incrementará un 0,5% más y se establece una paga de 1.012 millones, no consolidable, a repartir entre los 1.850 pilotos de Iberia.

Los descuentos de la clave 104 desaparecerán de las nóminas, pero su recuperación en vez de ser inmediata, como pedía el Sepla, será progresiva y tendrá que estar ligada a los resultados que obtenga la empresa. Parte de ese 12% de descuento, concretamente el 5,47%, se cobra a partir de este año en función de una tabla de resultados, la misma que han aceptado los trabajadores de tierra.

Otro 5% se empieza a cobrar a partir de 2003 y si Iberia tiene beneficios superiores a 10.500 millones de pesetas. A partir de esa cantidad se establecen unos porcentajes de aumento que van del 0,25% de los beneficios hasta 2% si las ganancias superan 18.500 millones. Para obtener ese tramo del 5% hace falta que Iberia gane 100.000 millones aproximadamente. Si, por ejemplo, lo consigue en dos años, esa parte de la clave (el aumento del 5%) se paga en dos años y si tarda más en más años.

Además, si en 2002 y en 2003 los resultados superan los 23.500 millones, se garantizan otras dos pagas de al menos 400 millones cada una, una de ellas consolidable.

Productividad

El laudo establece otras medidas encaminadas a la mejora de productividad, como la ampliación del número de horas de vuelo mensuales (de 85 a 90) y trimestrales (de 246 a 255) que pueden ser programadas por la compañía, o el número de horas que deben volar los pilotos que se acojan a la reducción de jornada.

El nuevo convenio también recorta las potestades que tenían los pilotos sobre los hoteles donde se alojaban en sus viajes. Así, se elimina el derecho de veto y deberán elegir entre uno de los cuatro hoteles (de cuatro o más estrellas) que les ofrezca Iberia. El laudo incrementar el número de billetes gratuitos sin reserva para la familia de los pilotos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de julio de 2001