Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Sevilla rechaza las críticas a su política laboral

El PSOE, que gobierna la Diputación de Sevilla con mayoría absoluta, rechazó ayer con sus votos las críticas y propuestas de los grupos de la oposición durante el pleno extraordinario celebrado para debatir la política de personal de la Corporación sevillana.

Durante la sesión, convocada a instancias de los diez diputados de PP, IU y grupo mixto; los opositores pidieron explicaciones por las 'incidencias' en asuntos de personal que se repiten en la Diputación durante el pasado mandato y lo que va de éste, y que colocan a la institución 'en la picota de los medios de comunicación', según dijo Juan Bueno, portavoz del Partido Popular.

Bueno resumió las citadas incidencias en la falta de consenso en materia de recursos humanos del gobierno provincial con el resto de partidos políticos y las centrales sindicales y en la constante judicialización que sufren los litigios laborales que se dan en la Diputación de Sevilla. Como solución, el portavoz popular ofreció, apoyado por Juan Holgado, de IU, y la ex andalucista María del Mar Calderón, del grupo mixto, una serie de medidas destinadas a 'controlar y reglamentar' las contrataciones.

Debate sereno y sosegado

El diputado encargado del Área de Recursos Humanos, Santiago Navarro, del PSOE, negó la falta de consenso ya que la política de personal corresponde 'al gobierno de la Diputación y a los sindicatos, no a los grupos políticos' y que con el sindicato mayoritario, UGT, suele haber acuerdo. Navarro consideró normal que los litigios laborales acaben en los tribunales ya que 'es un arma más del trabajador para defender sus legítimos derechos' y rechazó, apoyado por los votos de su grupo, todas las propuestas de la oposición. El diputado socialista concluyó el debate ofreciendo a sus oponentes la apertura de un debate 'interno, sereno y sosegado, lejos de los focos' para resolver los problemas de la política de personal de la Diputación de Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 2001