Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La capital pierde su único pabellón para conciertos

El incendio del Palacio de los Deportes pone en peligro el futuro del club de baloncesto Estudiantes, que había convertido esta instalación en su pista oficial de juego en la Liga ACB. 'Es un desastre absoluto que puede abocar al club a su desaparición', advirtió ayer Alejandro González Varona, presidente de Estudiantes. Antes de octubre, fecha en que comienza la competición, el club necesita encontrar una instalación donde jugar y entrenarse. Al margen de esto, el palacio era el único espacio cerrado y de grandes dimensiones que había en Madrid para la celebración de conciertos y actuaciones musicales.

'No podemos esperar tres años hasta tener un pabellón nuevo', explicó alarmado González Varona. De la noche a la mañana nos hemos quedado en la calle. Y menos mal que todo esto ha sucedido cuando el recinto estaba vacío', señaló el presidente de Estudiantes.

Guillermo Moraleda, gerente del club, explicó que desde hace mucho tiempo venía reclamando una mayor inversión para recuperar las deterioradas instalaciones. 'No era un secreto para nadie que el pabellón se estaba cayendo más que de viejo, de abandono. El día 11 de febrero tuvimos un grave problema cuando cedió una de las gradas durante un partido; entonces nos reunimos con el Gobierno regional y reclamamos una solución', añadió Moraleda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001