Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento soterrará las vías férreas en Málaga sólo si obtiene plusvalías

La aspiración del Ayuntamiento de Málaga de soterrar el pasillo ferroviario que parte la ciudad sólo será posible de realizar si su coste se puede sufragar con los aprovechamientos urbanísticos que se obtuvieran de los terrenos liberados. Esa es la condición que ha puesto el Ministerio de Fomento y que el secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco, trasladó ayer al alcalde, Francisco de la Torre. Ayuntamiento y ministerio han constituido sendas comisiones en las que se estudiará la viabilidad técnica y económica del proyecto. Los trabajos deben estar ultimados en diciembre, cuando se decidirá si finalmente el soterramiento es incluido en el proyecto del trazado del AVE en su último tramo. El Ayuntamiento y Fomento deben discutir ahora cómo se utilizarían los terrenos liberados, ya que la pretensión del consistorio es darles en su mayoría uso público. Fomento se ha comprometido a reinvertir en Málaga todas las plusvalías que obtuviera.

Blanco presentó ayer al alcalde el estudio informativo del tramo final del AVE, y admitió que el único problema para incluir el soterramiento es la financiación, que no pudo cuantificar. El tramo urbano del AVE en superficie costaría al menos unos 12.000 millones de pesetas, cantidad similar a la que Renfe invertirá en la reordenación de la estación que incluye un complejo de ocio y que hoy aprobará el pleno.

El estudio descarta un apeadero en un punto próximo al aeropuerto, donde la Junta proyecta un gran intercambiador del sistema intermodal de transportes. De la Torre explicó que no compensa por el tiempo que alargaría el trayecto de alta velocidad y que 'lo importante es que la estación tenga una buena conexión con la red de cercanías'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001