LENGUA

Radicales 'blaveros' insultan y cercan a Casp el día en que es sustituido por Juan Lladró al frente de la RACV

Una treintena de radicales secesionistas de la lengua, conocidos comúnmente como blaveros, cercó e insultó al grito de 'traidor y pesetero' al hasta ayer decano de la también secesionista Real Academia de Cultura Valenciana (RACV), Xavier Casp, que se ha ganado la enemistad de sus antiguos compañeros de viaje al aceptar ser miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), promovida por el PP y el PSPV y creada por las Cortes. Casp, de 84 años, salió escoltado en un furgón policial mientras en el interior aguardaba su turno el nuevo decano de la entidad, el empresario Juan Lladró. Éste encabezaba la única lista que se presentó en la tensa reunión, una lista que fue aprobada con votos en contra. Cuando salió fue aplaudido por el gentío convocado, entre otros, por jóvenes de de UV y el GAV, que portaban pancartas descalificando a la AVL por 'catalanista'. Con apariencia de observador, se encontraba también Carles Recio.

No sucedió lo mismo con otro empresario también cercano al PP, José María Jiménez de Laiglesia, que fue increpado aunque forma parte como contador de la directiva de Lladró que ha sustituido a la anterior, liderada por Casp y por el secretario perpetuo, José Aparicio. Según señaló el nuevo secretario de la entidad, Salvador López, la Diputación de Valencia, presidida por el ex regionalista y ahora del PP, Fernando Giner, modificará los estatutos de la RACV para cesar de su cargo perpetuo a Aparicio.

Consensuada entre los sectores duros y moderados del secesionismo de la RACV, la nueva directiva está compuesta por Juan Gil Barberá (vicedecano), Joan Costa (vicesecretario), Juan Ferrando Badía, Eduardo Primo Yúfera, Francisco A. Roca, José Climent, José Almiñana, Leopoldo Peñarroja y Amparo Cabanes.

En un comunicado, la nueva directiva 'lamenta la composición final de la AVL' y considera que no 'refleja equilibradamente las distintas sensibilidades del pueblo valenciano'. El texto también reafirma que la RACV seguirá utilizando la normativa secesionista que postula y que la sección de LLengua i Literatura será la entidad que marque la normativa. Asimismo, la directiva subraya que los miembros de la RACV que están en la AVL lo hacen 'sin apoyo corporativo' de la primera entidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS