El percusionista Seydu publica su segundo disco, 'Lágrimas de diamante'

El músico afincado en Madrid graba un documental en Sierra Leona

Afincado en Madrid desde hace 18 años, el percusionista Seydu (Juan Perro, Kiko Veneno, La Banda Negra) ofrece en su segundo disco en solitario un regreso a los sonidos de su país natal, Sierra Leona. Se llama Diamond Tears (Lágrimas de diamante) y pretende llamar la atención sobre la tragedia de su pueblo, envuelto en una lucha sin cuartel por el control de las minas de diamante. Seydu se encuentra en Sierra Leona desde el pasado día 18 junto al bailarín Nacho Duato para realizar un especial de televisión en apoyo a los niños mutilados por la guerrilla; pero este miércoles, nada más regresar, presentará en directo en la sala Galileo, Galilei (Madrid) las canciones de su nuevo disco.

Diamond tears es la vuelta física y simbólica de Seydu a su país. 'He intentado reflejar el sonido de mi infancia', decía unos días antes de emprender viaje a sus país después de siete años sin visitarlo, 'de recrear la palm wine music (música del vino de palma), que es la típica de Sierra Leona, a la que no hice antes esfuerzo por entrar en ella'. El origen de esa música 'dulce como la brisa del mar', según Seydu, es el vino que se extrae de un tipo de palmera que se da en su país. 'A la palmera se le hace un boquete arriba', explica el músico, 'y se echa su savia en una calabaza para beberla directamente, sin fermentar, de 'Dios al hombre', como se dice allí. Produce un efecto meloso, que sin emborracharte del todo, te da un puntito suave como la brisa del mar. Y eso origina esa música tocada con instrumentos naturales que reproducen los sonidos del oleaje, la brisa, las olas rompiendo, las gotas salpicando'.

Además de dar a conocer la palm wine music ('antes hacía pop con incursiones en la música de mi país, ahora es al revés. Soy un percusionista y no toco instrumentos armónicos como la guitarra o el piano, así que los busco de percusión que resulten armónicos, como la kalimba o el arpa'), Diamond tears, con producción del prestigioso guitarrista zaireño afincado en París Lokua Kanza, está dedicado a la infancia africana, reflejada en la de su país. 'Tres de cada diez niños mueren en África antes de cumplir diez años', afirma, 'y en Sierra Leona hay más de 5.000 niños en la guerrilla y otros tantos trabajando como esclavos'.

'Una infancia cruel'

Seydu está estos días en Sierra Leona con Nacho Duato 'para grabar en imágenes todo lo que canto en Diamond tears'. 'Tuve una infancia cruel', confiesa, 'y con el documental queremos que la gente se dé cuenta de lo que pasa, además de recaudar fondos para ayudar a los niños de la guerrilla que están acogidos en difíciles planes de reintegración. Vamos a grabar un teatro con los niños y Nacho bailando, que cuenta lo absurdo y cruel de la guerra por los diamantes. Yo hago mi papel de músico, enlazando las canciones como lágrimas de diamante. Para mí es muy fuerte pues desde que me establecí en España regresaba todos los años a Sierra Leona y hace siete ya no he podido ir'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de junio de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50