Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ligero efecto en los rivales

La huelga de pilotos tuvo un impacto modesto en las compañías rivales de Iberia. Air Europa y Spanair registraron ligeros incrementos de la ocupación en sus vuelos, sobre todo en la línea Madrid-Barcelona.

Air Europa había previsto un aumento de la ocupación del 5%, pero al final se llegó a poco más del 2%. 'Si el usuario no tiene que viajar obligatoriamente en un día determinado, en caso de huelga suele postergar o adelantar la fecha de salida', explicó Manuel Panadero, director general de Air Europa.

Para cubrir las expectativas del alza en la demanda, esta compañía aérea y Spanair se decantaron en algunos casos por sacar a pista aviones un poco más grandes. 'Hemos incrementado de unas 150 a 170 las plazas en algunos vuelos entre Madrid y Barcelona', indicaron en Spanair sin concretar cifras sobre el aumento de la ocupación.

Las competidoras de Iberia no sacaron tajada del conflicto, pero tampoco tuvieron que soportar los daños colaterales que conlleva una huelga de celo, que se traduce en demoras en el conjunto del tráfico aéreo.

El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas, Felipe Navío, solicitó al Gobierno que, para paliar el efecto de las huelgas en Iberia, conceda a otras compañías permisos de vuelo en recorridos que ahora dependen de Iberia, según informa Servimedia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de junio de 2001