Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil dice que sólo se irá con el club en Primera y demostrada su 'honradez'

Jesús Gil, máximo accionista y presidente del Atlético de Madrid, dijo ayer, en medio de su torbellino judicial y dos días después de confirmarse que su club seguirá al menos otra temporada en la Segunda División, que está pensando en irse si los socios piensan que es 'un estorbo'. Pero antepuso dos condiciones: 'Que el equipo esté en Primera y se demuestre mi inocencia y honradez'. Si se dieran esas dos premisas, insistió, 'dejaría de ser presidente', pero de inmediato matizó: 'Las acciones no tengo por qué venderlas'.

Más pausado de lo que acostumbra, Gil, camisa y chaqueta en vez de guayabera, gafas de montura dorada, desgranó las cuentas del Atlético. 'Se ha dicho que Gil ha hecho caja con 17.000 millones de la entidad y eso es mentira', afirmó hablando de sí mismo en tercera persona y esgrimiendo un folio lleno de números. 'Teníamos 12.149 millones por los traspasos de jugadores [respecto al dinero que dejó el que fuera administrador judicial del club Luis Manuel Rubí, 5.000 millones, por la venta de Chamot y José Mari y de dos solares próximos al estadio Calderón dijo que no sabe nada, que en ningún momento pasaron por sus manos]'. 'De esos 12.149 millones', continuó, hemos gastado 7.036 en refuerzos; más las comisiones, otros 400'. A Gil le quedaban otros 4.000 millones por explicar: 'Esta temporada hemos gastado 6.000. En pagos a Telefónica, a Hacienda, salarios, Seguridad Social, fútbol base...'. Los ingresos que admite fueron 2.149 millones. 'No me he llevado una sola peseta', concluyó.

'El socio se ha acostumbrado a que el club viva por encima de sus posibilidades. Ése ha sido mi mayor error. Hay que adaptarse a la realidad', añadió Gil, que rehuyó las críticas: 'Ya no pinto nada. Sólo presido los partidos e intento poner orden en los números'. 'El club es de sus socios', dijo después, conciliador, y anunció la creación de 'un órgano consultivo con los abonados'. Pero recordó: 'Tengo derecho a defender una empresa privada'.

Gil tranquilizó a la hinchada sobre el futuro rojiblanco de Fernando Torres. 'Los pagarés de Torres se pagarán [al Valencia] en su momento'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de junio de 2001