_
_
_
_

Pau cautiva a los Celtics

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Desde Minnesota hasta Atlanta pasando por Vancouver, pocos han sido los equipos en los que Pau Gasol no ha despertado curiosidad. Boston, sin embargo, parece uno de los más interesados en el alero del Barça. El técnico del Celtics, Jim O'Brien, no dudó en tomar un avión y presentarse en Barcelona para seguir de cerca a Gasol y hablar con él. Lo hizo hace tres semanas cuando el Barça se enfrentó al Forum en cuartos de final y el técnico confirmó las buenas expectativas que Chris Wallace, manager general del Boston, le había transmitido. 'Tiene una perfecta visión de conjunto y sabe cuál es el papel de cada jugador en el equipo, lo cual no es nada común en un jugador de su edad', apuntó O'Brian tras observar a Gasol y reunirse con él. 'Es una buena persona, un chico muy inteligente, que sabe lo que va a hacer: jugar en la NBA'. Pese a la grata impresión - 'es muy alto; tiene unos fundamentos excelentes y puede jugar tanto de tres como de cuatro, además de driblar y tirar muy bien'-, el técnico del Celtics mantiene serias dudas sobre la posibilidad de poder contar con el alero azulgrana. 'El problema es que no sabemos si podremos tenerlo', señaló O'Brian. El Boston eligirá en los números 10, 11 y 21, pero no está dispuesto a cambiar los dos primeros por uno más alto para asegurarse a Gasol.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_