La Fundación Unicaja publica una antología andaluza con los grandes cantaores flamencos del siglo XX

La Fundación Unicaja presentó ayer una obra singular: Voces flamencas de Andalucía, una antología con los mejores cantaores del siglo XX. Ocho discos compactos recogen 128 voces y 40 estilos, editados junto a un libro, que incluye un texto de Manuel Ríos Ruiz sobre 'los orígenes de la música autóctona más rica de occidente', un vocabulario básico del flamenco, las biografías de los cantaores que aparecen en la colección y la referencia de todos los cantes. Esta publicación, que tendrá una distribución gratuita y no se dedicará a la explotación comercial, es una 'aportación de Unicaja en su décimo aniversario sobre la manifestación cultural más importante de Andalucía', manifestó ayer el presidente de la entidad, Braulio Medel.

En la primera edición se han publicado 2.000 ejemplares de esta antología, que se ha completado gracias a la cesión de derechos de numerosas compañías discográficas españolas y andaluzas, pero también incluye alguna grabación de aficionados. Esto ha permitido 'reunir grabaciones realizadas desde los años diez y veinte hasta la actualidad', según los responsables de la publicación, Agustín Molina y Gabriel Olea. En la colección se encuentran algunos cantes y cantaores legendarios.

Hay bulerías de Manuel Vallejo; soleares de Mercé la Serneta y Juaniqui, de Fernanda de Utrera; unos campanilleros de Manuel Torre; una malagueña del Mellizo, de Aurelio de Cádiz; unas soleares de Alcalá, de Juan Talega; unas bamberas de La Niña de Los Peines, unas seguiriyas de Antonio Mairena, una granaína y media granaína de Antonio Chacón; una guajira por bulerías, de Pericón de Cádiz; bulerías de Camarón; soleá, bulería y fandango del adiós, de Manolo Caracol, o unos cantes del Piyayo, de Ángel de Álora.

Agustín Molina precisó que 'esta antología está fuertemente afianzada al terreno, a los cantaores y los cantes de cada territorio'. Gabriel Olea explicó el trabajo de búsqueda de cantes antiguos y estilos en desuso 'como la rondeña, el polo, la caña o las peteneras'. Sus responsables subrayaron el carácter ortodoxo de esta antología, con el que justificaron la ausencia de grupos modernos como Navajita Plateá o Ketama. El primer disco está dedicado a Almería, Granada y Jaén. Hay uno de Jerez, otro de la ciudad de Sevilla, y un CD de cada una de las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla, Córdoba y Málaga.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS