Los secretarios judiciales piden a Acebes más plazas para aplicar la Ley del Menor

El presidente del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, Antonio Dorado,

puso de relieve ayer, en las conclusiones de su congreso anual celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, el 'grave problema de vacantes' dentro del cuerpo y reclamó la convocatoria de 800 plazas en un plazo de cinco años para 'evitar las graves deficiencias que se producen en el servicio público de la Justicia'. Las jornadas fueron clausuradas ayer por el ministro de Justicia, Ángel Acebes.

Entre estas deficiencias, Dorado apuntó las que se vienen produciendo en la aplicación de la Ley Penal del Menor, que entró en vigor el pasado mes de enero, y que obliga a los secretarios a trabajar al mismo tiempo en las fiscalías y en los juzgados de menores. 'El grave problema es que está sin definir todo, ni las funciones, ni las plazas que hay que crear ni la dotación económica', dijo Dorado, que subrayó la necesidad de dotar de 25 plazas de secretarios a las fiscalías de menores.

Los secretarios judiciales calificaron de positivo el Pacto por la Justicia suscrito entre PP y PSOE, que les atribuye, aunque en líneas muy generales, la jurisdicción voluntaria, la ejecución de resoluciones judiciales y el impulso procesal de los procedimientos.

El Colegio Nacional de Secretarios recordó su ofrecimiento a realizar funciones sin coste alguno para el ciudadano, tales como hacer declaraciones de herederos, autorizar la venta de bienes de menores e incluso la dirección de los Registros Civiles. 'Evitaríamos así situaciones como la originada a partir del año 1992 , cuando, con el propósito de descargar de trabajo a los jueces, se otorgaron competencias a los notarios, y no a los secretarios judiciales, para declarar herederos, en el caso de una persona que fallezca sin testamento.

Con respecto a las nuevas tecnologías, los secretarios judiciales señalaron que es preciso acabar de informatizar los juzgados para poder desempeñar su función de fedatarios públicos utilizando la firma electrónica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS