Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

El Deportivo renueva a Irureta

El técnico firma otro año por 250 millones y desecha la oferta del Valencia

Javier Irureta puso fin ayer a una semana de dudas y rumores al alcanzar un acuerdo con el Deportivo para seguir en el club blanquiazul una temporada más. Tras una última negociación, Irureta, de 53 años, decidió quedarse en el equipo con el que logró su primer título de Liga y desechar una suculenta oferta del Valencia, que hace poco fracasó también en su intento de fichar al técnico del Alavés, Mané. La renovación de Irureta se produce un día después de que el Deportivo lograse aritméticamente su gran objetivo de la temporada, la clasificación para disputar de nuevo la Liga de Campeones la próxima campaña.

La firme apuesta del Valencia por Irureta había arrojado en los últimos días una enorme incertidumbre sobre el futuro del banquillo deportivista. El reciente subcampeón de Europa ofrecía al entrenador vasco un contrato fabuloso, que le garantizaba unos ingresos netos de más de 300 millones de pesetas por cada una de las dos próximas temporadas. También el Oporto se había dirigido a Irureta, quien se declaró dispuesto a quedarse en A Coruña por un salario inferior al del Valencia siempre que el club gallego elevase su oferta inicial y se comprometiera a reforzar la plantilla siguiendo las indicaciones del técnico.

Una comida bastó ayer para acercar las posturas entre el presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, y el representante del entrenador, Miguel Santos. La reunión se celebró a la vista de la prensa y de los bañistas de la playa de Riazor, ya que Santos y Lendoiro almorzaban en un restaurante propiedad del club cuyos ventanales dan al arenal coruñés. A media tarde, el propio Irureta, inusualmente trajeado, se incorporó a la reunión y, poco después, salió con Lendoiro y su representante para la sede del club, donde se comunicó oficialmente la noticia. El entrenador percibirá un sueldo de unos 250 millones al año, además de las primas por los hipotéticos títulos que consiga.

'Era lo menos que podíamos hacer para mostrar nuestro agradecimiento a Irureta, una cuestión de justicia', declaró Lendoiro, quien incluso mostró su deseo de que el preparador continúe en el Deportivo más de una temporada. Irureta expresó su agradecimiento en términos parecidos: 'Era casi un deber moral, con el club, con la ciudad y con una afición que me ha tratado muy bien'.

Tras pasar 15 años en equipos con objetivos menores, Irureta alcanzó la cumbre de su carrera al fichar en 1998 por el Deportivo, al que logró sacar del desierto que atravesaba desde la retirada, tres años antes, del ya legendario Arsenio Iglesias. En su primera temporada, Irureta llevó al equipo a la Copa de la UEFA, en la segunda consiguió la Liga y en la tercera alcanzó los cuartos de final de la Copa de Europa, además de garantizarse una plaza para disputarla de nuevo la próxima campaña.

La renovación de Irureta supone un duro golpe para el Valencia. Su presidente, Pedro Cortés, ha fracasado hasta ahora en los tres intentos de buscar un sustituto a Héctor Cúper. La opción de Luis Aragonés fue descartada por los recelos de algunos miembros del Consejo de Administración. Mané, el siguiente elegido, prefirió quedarse en el Alavés, e Irureta, pese a la golosa oferta recibida, sigue en el Deportivo. La negativa del técnico vasco dificulta el propósito declarado de los dirigentes valencianistas, que preferían un español para su banquillo. Pero en el mercado nacional apenas queda libre ningún entrenador de prestigio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de mayo de 2001