AULAS

Vicente Ferrer, investido hoy doctor 'honoris causa' en Huelva por su labor de cooperación en la India

El cooperante español y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (1998), Vicente Ferrer, de 81 años, será investido hoy doctor honoris causa por la Universidad de Huelva, en reconocimiento a su labor solidaria hacia los más desfavorecidos en la India, país al que llegó en 1953. Ferrer, en el transcurso del acto, que se llevará a cabo a las 12.00 horas en el campus del Carmen, recibirá el homenaje de la comunidad universitaria que le reconocerá 'como uno de los españoles más universales'.

La Fundación Vicente Ferrer trabaja desde hace 30 años en Anantapur, una región situada al sur de la India, donde desarrolla un proyecto pionero del desarrollo integral del Tercer Mundo, basado en la permanencia, el trabajo continuo en una misma región, la promoción de los recursos del entorno, la formación de la población y su autosuficiencia. La universidad ensalzará el compromiso del cooperante con los Dalits (los intocables), un colectivo formado por más de 100 millones de personas en todo el subcontinente asiático. Vicente Ferrer, que desde ayer se encuentra en la capital onubense, aseguró que la Fundación que lleva su mismo nombre 'ofrece una solución completa a un problema que se presentaba insoluble: mejorar las condiciones de vida de las personas más desprotegidas del país'.

El trabajo solidario se desarrolla en 1.500 pueblos de esa zona de la India, que se extienden sobre una superficie de 20 mil kilómetros cuadrados, a través de seis proyectos en los que participan activamente los propios beneficiados. 'Nosotros nos encontramos con parcelas en las que los intocables y sociedades avanzadas conviven sin diferenciación de clases', explicó Ferrer.

La Fundación ha conseguido levantar en esta zona deprimida de la India un total de cinco hospitales generales, 1.550 escuelas, 1.250 asociaciones de mujeres, numerosos centros para discapacitados e infraestructuras para luchar contra la desertización. 'La mejora de todos los aspectos de la vida humana es el principio básico para erradicar la pobreza. Se trata de un puzzle que no hay que dejar incompleto', aseguró Ferrer. 'Es fundamental la participación de los afectados, es decir, potenciar su implicación y su capacidad de gestión. En definitiva, la adecuación de los proyectos a su contexto. La gente debe ser protagonista de su propio desarrollo y para ello hay que respetar la cultura, costumbres y conocimientos de la población', añadió el cooperante.

Vicente Ferrer, además de ser investido como doctor honoris causa, inaugurará hoy en la capital onubense una nueva calle que lleva su nombre. Una iniciativa que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en el Ayuntamiento de Huelva, el pasado mes de enero. Se trata de una vía que une las barriadas de Verdeluz y El Torrejón de la capital onubense.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción