Las cadenas portuguesas aceptan regular la 'telebasura'

Los presidentes de los dos canales privados de televisión en Portugal, el ex primer ministro Francisco Pinto Balsemão y el empresario Miguel Paes do Amaral, están dispuestos a negociar la regulación de los reality shows, cuyas emisiones han provocado un serio deterioro del panorama televisivo, a juicio del propio Gobierno. Ambos rechazan las medidas de control por parte del Ejecutivo, lo que podría cercenar la libertad de información, pero son partidarios de un pacto sobre los programas calificados de telebasura, según han explicado al semanario Expresso.

Pinto Balsemão, responsable de la SIC, afirmó 'no tener especial predilección' por las llamadas novelas de la vida real, aunque reconozca que, a juzgar por las audiencias de Gran Hermano y El bar de la TV, se trata de un tipo de programación 'que las personas exigen'. El ex primer ministro recuerda que su cadena 'rechazó Gran Hermano y tuvo posteriormente que dar la mano a este tipo de programas, adquiriendo formatos del mismo tipo'.

El presidente de la TVI, Miguel Paes do Amaral, reconoce que la batalla por las audiencias 'nos está llevando a un camino peligroso' y admite la negociación con la SIC para pactar diversas reglas sobre este tipo de emisiones. Cree que 'el mercado acabará por castigar estas exageraciones'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de mayo de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50