Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ONCE-Eroski deja Asturias por la muerte de uno de sus masajistas

Juan Carlos Domínguez (iBanesto.com) aumentó ayer sus posibilidades de ganar hoy la Vuelta a Asturias al quedar segundo en la etapa reina, con final en el Alto del Acebo, buena noticia que coincidió, además, con la desgraciada retirada de algunos de sus principales rivales, los ciclistas del ONCE-Eroski (Carlos Sastre e Igor González de Galdeano), debido al fallecimiento por infarto del veterano masajista del equipo Carlos Iglesias.

La etapa reina de la prueba asturiana, que hoy termina con la cronoescalada al Naranco, supuso un nuevo triunfo para el ciclista alavés del Euskaltel Alberto López de Munain, quien ya se impuso hace una semana en la subida a Navacerrada del critérium de Alcobendas. Munain atacó a unos cuatro kilómetros de la cima después de haber hecho casi toda la ascensión en el grupo seleccionado por el gran trabajo de Chava Jiménez, quien mantuvo un fuerte ritmo para que su compañero Domínguez no sufriera demasiados ataques. Jiménez dejó ir a Munain, que estaba a más de un minuto en la general y no suponían ningún peligro, y poco después, a unos dos kilómetros para la meta, se abrió. Su hueco lo ocupó Fernando Escartín, quien después de haber intentado atacar varias veces se conformó con trabajar para su compañero de equipo Alex Zülle. En el último kilómetro atacó la gran revelación de la carrera, el mallorquín del equipo portugués Maia Joan Horrach. Domínguez, muy fuerte, le cogió la rueda y le superó en la línea de meta, que cruzó junto a Horrach y Bingen Fernández (Euskaltel) a 5s de López de Munain.

Infarto en la carretera

Carlos Iglesias, que llevaba varios años como masajista del ONCE, falleció a las 10.30 de la mañana al sufrir un infarto en el coche en el que marchaba de pasajero hacia la salida de la etapa. El médico del equipo Nicolás Terrados intentó reanimarle inútilmente. Inmediatamente el equipo decidió retirarse de la Vuelta a Asturias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2001